martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº737

Sector Inmobiliario | 4 may 2021

POR LA PANDEMIA

Suspensión de obras en CABA: rechazo desde la construcción

Tras el impacto de la segunda ola, las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidieron el cierre de las actividades de la construcción, excepto las obras de menos de 2.500 m2.


La segunda ola amenaza todas las actividades, ya sea por la crecida en los casos de Covid, el impacto en la demanda privada o por las restricciones que puedan llegar a tomar las diferentes jurisdicciones.

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidieron que no estarán permitidas las actividades de la construcción, excepto las obras de menos de 2.500 m2.

Esa determinación encendió las alarmas en el sector, ya que es el que mejor desempeño viene mostrando desde lo peor de la primera ola de la pandemia. La nueva regulación, de duración incierta, cambia bastante el panorama. Por eso, la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) difundió ayer un comunicado rechazando la medida.

Queda claro que, ante una estabilización de los casos de coronavirus en niveles muy altos y con algunos establecimientos de salud con 100% de ocupación de su terapia intensiva, el Gobierno porteño considera “necesario restringir transitoriamente para disminuir aún más la circulación”. Sin embargo, tanto empresarios como sindicatos están preocupados por el futuro de la actividad.

“El sector de la construcción, a través de la Camarco y la Uocra, ha sido el pionero en la constitución de protocolos estrictos que ha permitido trabajar minimizando los contagios, que no llegan a 7.000 sobre una base de 320.000 trabajadores de la industria”, señaló el comunicado de Camarco. Además, aseguraron que “la gran mayoría se produce fuera del ámbito de trabajo y de transporte”.

Es importante destacar que la construcción, en la Ciudad de Buenos Aires, tiene prohibido el uso del transporte público por lo cual nuestros trabajadores son trasladados por las empresas o lo hacen con propios medios de circulación.

Esta decisión se tomó en un momento bueno para el sector, que recuperó más de la mitad de los empleos perdidos por la primera ola. En ese contexto, además, el rubro tiene un nivel de actividad incluso superior a los niveles previos a la pandemia.

Según datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), en el primer bimestre del año se incorporaron 15.537 nuevos trabajadores a la construcción. Así, se alcanzó, por primera vez desde el inicio de la pandemia, a superar significativamente la marca de los 300 mil puestos de trabajo registrados.

Se estima que la pérdida de empleos estuvo alrededor de los 70 mil hasta julio de 2020 y luego se revirtió la tendencia. En base a datos provisorios de Camarco, hasta marzo se recuperaron 47 mil puestos de trabajo registrado, es decir, el 67%.

Esos datos se explican por un buen nivel de actividad. Los números provistos por el Indec volvieron a reflejar en febrero una mejora generalizada en los despachos de insumos del sector, que se tradujo en un incremento del 22,7% interanual en el nivel del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac).

En tanto, la tendencia parece continuar en marzo. El índice Construya, que mide la venta de materiales e insumos del Grupo Construya, mostró en marzo un alza interanual de 103,7%, si bien hubo cierta merma respecto a febrero (-5,12%), es un récord histórico para el mes. Por su parte, la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (Afcp) informó que los despachos de cemento crecieron en marzo 93,5% interanual.

Si se compara con ese período de 2019, continúa dando una variación superior (+3,4%), siendo el tercer mejor marzo desde 1998.

Por su parte, la Cámara de la Construcción espera poder llevar adelante una mesa de trabajo con el Gobierno de la Ciudad, otras entidades empresarias y la UOCRA para poder, “en base a la evidencia y el funcionamiento del sector, retomar las obras lo antes posible”.

“Los datos demuestran que las obras no contagian y nuestro transporte tampoco, por el contrario, son un espacio de detección de casos que se producen fuera del ámbito laboral y permiten aislar casos sospechosos”, señalaron.

“Esta medida tendrá un fuerte impacto en las empresas y en los trabajadores, venimos de un año que fue sin dudas uno de los más duros de nuestra historia con una fuerte pérdida de empleo”, afirmó el presidente de Camarco, Iván Szczech. “En la ciudad tenemos 62.000 trabajadores luego de haber perdido 22.000 en la primera etapa de la pandemia, sin actividad hasta Octubre, y recuperado 10.000 luego del reinicio. Esta medida nos vuelve a poner en una situación de riesgo”, agregó.

Por su parte, la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) también se manifestó en contra de las nuevas medidas anunciadas por CABA para la construcción.

El sábado, la entidad advirtió que las mismas causarán una nueva retracción del mercado inmobiliario, y remarcaron que “esto podría ser la estocada final para muchas empresas de construcción”.

“Que no se pueda avanzar en la construcción de nuevas unidades significa que por segundo año consecutivo vamos a tener menos unidades para la venta y el alquiler”, anticiparon. “Esto significa un achique de la oferta y un aumento en los precios, algo que no le conviene a nadie”, advirtieron.

Fuente: El Economista

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS