jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº1159

Sector Inmobiliario | 21 feb 2022

Consejos útiles

Cuando vence el alquiler: claves para decidir si conviene renovar o buscar otra vivienda

Los expertos aconsejan abrir el diálogo entre inquilinos y propietarios. Qué aspectos evaluar para elegir bien y no arrepentirse.


Cuando se acerca el final del contrato de alquiler, llega el momento de tomar decisiones importantes. En el contexto actual donde la oferta es escasa y los precios siguen en aumento, el inquilino se plantea si sería conveniente continuar donde está o sí sería mejor buscar un nuevo hogar.

Habrá que poner en consideración varios aspectos, como la búsqueda que a veces resulta complicada y tediosa, la dificultad para alquilar en la actualidad, los gastos que aparecen cuando se entra a nueva propiedad, etc. Pero en el caso de que se pueda y se decida continuar en la que ya está, igual será necesario empezar de nuevo con los papeles.

En este sentido, especialistas del sector inmobiliario compartieron algunos indicadores para tener en cuenta que pueden ayudar a tomar una mejor decisión, según cada caso en particular.

¿Qué tener en cuenta antes de decidir si renovar el contrato o buscar un nuevo hogar?

En primero lugar los que aconsejan los expertos es comenzar a abrir el diálogo por lo menos dos meses antes de la fecha de vencimiento, ya que ayudaría a lograr negociar con tiempo.

"Si la vivienda brindó el confort requerido en la ubicación pretendida, antes que nada habrá que hablar con el locador y conocer sus expectativas. En la medida que puedan alinearse, lo ideal sería renovar. Ya que de esta manera se evitan tiempos y costos de mudanzas e incluso de comisiones y honorarios según el caso", sostuvo el titular de la consultora Reporte inmobiliario, José Rozados.

En cambio, indicó que si la vivienda no satisfizo las necesidades y expectativas del inquilino y/o las pretensiones del locador, no pueden extender las posibilidades de pago o son juzgadas como excesivas, no hay otra alternativa que realizar un estudio de mercado y evaluar la posibilidad de buscar una nueva vivienda para alquilar.

Por su parte, el director comercial de Zonaprop, Leandro Molina, opinó que ya sea para la renovación del inmueble o para alquilar uno diferente, se debe estar al tanto del panorama de precios del mercado inmobiliario.

Cabe recordar que la ley establece que el índice para la actualización anual de los precios estará conformado en igual medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que debe ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central (BCRA).

En este sentido, Molina comentó que "esto generó mucha incertidumbre para ambas partes y frente a esta cuestión los propietarios intentan cubrirse con precios más altos para no quedar desfasados frente a la inflación".

Además hay que tener en cuenta que con la nueva ley se introducen otros cambios como el plazo mínimo de la locación de inmueble que ahora pasó a ser de tres años. También el hecho de que el locatario no tiene a su cargo el pago de expensas extraordinarias, ni gastos inherentes a la propiedad como el impuesto inmobiliario, alumbrado público y otros gastos municipales.

Renovar el alquiler: qué tener en cuenta

Si existe una buena relación, la mayoría de los propietarios privilegiarán continuar con un inquilino cumplidor, que además de pagar el alquiler cuida correctamente la propiedad, en lugar de intentar un recambio. Y a su vez quien está alquilando, si está a gusto, también optará por seguir en el lugar.

"En caso de que ambas partes estén de acuerdo y decidan renovar el contrato se debería actualizar el depósito de garantía al nuevo monto del contrato y en el caso que opere una inmobiliaria en la renovacion, la comisión correspondiente", detalló Rozados.

Los cuatro pasos clave al buscar una propiedad para alquilar

En el caso de que se esté analizando la posibilidad de salir a buscar un nuevo hogar para alquilar, los expertos aconsejan que por lo menos tres o cuatro meses antes del vencimiento del contrato, hay que empezar a buscar a través de portales de internet y hacer consultas y averiguaciones concretas, profundizándolas a través de visitas o intercambios directos con quienes ofrecen los alquileres.

1) Contar con una inmobiliaria de la zona, esto ayudará a facilitar la negociación y hará más fácil la búsqueda del inmueble deseado.

2) Tener una garantía de alquiler: es una garantía que cubre tanto al propietario como a la vivienda en caso de que no se cumpla el contrato. Como inquilino se deben proponer al menos dos garantías dentro de las siguientes opciones:

Título de propiedad inmueble (garantía propietaria)

Aval bancario

Seguro de caución

Garantía de fianza o fiador solidario

Garantía personal del inquilino: recibo de sueldo o certificado de ingresos. En caso de ser más de un inquilino se deben sumar los ingresos de cada uno. 

3) Realizar una oferta: en esta instancia se deja un monto de dinero provisorio a modo de seña que compromete al propietario a retirar el inmueble del mercado. Además, se redacta un modelo de contrato con las condiciones, el valor del alquiler, el mes de depósito acordado, los servicios a abonar y el plazo para la firma del contrato.

4) Por último, la firma del contrato que se realiza por el propietario, el inquilino y el garante. En ese momento se abona el primer mes de alquiler, lo acordado como depósito de garantía, los honorarios de la inmobiliaria y se descuenta el monto que fue dejado como reserva.

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS