sábado 24 de septiembre de 2022 - Edición Nº1196

Sector Inmobiliario | 22 ago 2022

España

Independizarse a los 30: los altos precios de la vivienda y los bajos salarios complican la emancipación juvenil

El perfil del joven independizado no es tan joven, ya que tiene 29 años, cuenta con un salario un 28% superior al resto, contrato indefinido y estudios superiores terminados


Los jóvenes españoles se emancipan a los 30 años, casi tres años más tarde que la media europea, y con una edad superior a la que les correspondería por nivel de renta. Así lo ha asegurado el estudio de BBVA Research, Medidas para fomentar el alquiler y ayudar a la emancipación de los jóvenes.

Según este informe, alrededor del 65% de las personas de entre 15 y 34 años todavía vive con sus padres. Este retraso se debe a la dificultad de acceder a una vivienda a un coste reducido y en una localización que satisfaga las preferencias de los jóvenes. Por ahora, el alquiler continúa siendo la opción preferida, aunque no tiene por qué ser la más económica. En 2020, un hogar español destinaba, de media, el 30% de su renta disponible al pago del alquiler. La situación laboral hace que los jóvenes tengan una renta en torno al 13% inferior a la de los hogares de entre 25 y 54 años y, también, por debajo de los niveles de países del entorno.

Los jóvenes hoy en día se enfrentan a una mayor precariedad laboral y salarial, y para poder emanciparse es necesario un salario un 28% superior al resto, contrato indefinido y estudios superiores terminados, según datos de El Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE). Además, a la hora de obtener una vivienda también entra en juego la brecha de género. Las mujeres tienen mayor precariedad laboral. La tasa de paro es inferior entre las mujeres (23,1 % frente a 24,0 %), la tasa de temporalidad es superior (58,6 % frente al 52,3 %), la parcialidad es casi el doble (33,7 % ante 17,8 %) y la subocupación era cinco puntos superior entre las mujeres (17,6 %).

PRECIOS DE ALQUILERES ALTOS Y SUELDOS BAJOS

Sin embargo, de reducirse esta brecha, se mejoraría la tasa de emancipación juvenil. El mayor problema al que se enfrentan los jóvenes es pagar el precio de una vivienda, que consume buena parte de su salario. En todas las provincias de España, excepto en Ciudad Real y Teruel, los hogares jóvenes deben destinar al pago del alquiler más de un tercio de la renta media del hogar, según confirma BBVA Research.

Aún así, el CJE ha confirmado un aumento de 0,7 puntos en la emancipación de los jóvenes españoles en la segunda mitad del 2021. Un 15,6% de los jóvenes en España vivió emancipado en la segunda mitad del año pasado. Estas cifras se deben a que el precio del alquiler bajara en un 8,5%. Pese a ello, un joven tiene que dedicar 3,8 veces su salario neto anual para afrontar la entrada de una hipoteca para la compra de la vivienda media del mercado inmobiliario, cifra que se sitúa en torno a los 170.000 euros.

Aún así, las cifras todavía están lejos de lo registrado antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. El informe de Observatorio avisa que esta "precaria" recuperación del empleo no ha ido acompañado de los sueldos de los jóvenes. De esta forma, la brecha entre los altos precios de la oferta de la vivienda y la baja renta de quienes la demandan continúa latente.

¿QUÉ NECESITAN LOS JÓVENES PARA INDEPENDIZARSE?

El estudio elaborado por BBVA Research asegura que las tres claves para que los jóvenes se independicen está en la mejora de la situación laboral de los jóvenes, el incremento de la oferta de viviendas y la seguridad jurídica, mientras que el informe de la CJE asegura que de reducirse la brecha entre el precio de los salarios y de la vivienda, mejoraría la tasa de emancipación juvenil.

Consideran, además, que para facilitar el acceso de los jóvenes al alquiler la primera condición deberá ser su estabilidad laboral, con una reducción de la temporalidad en los primeros años de sus carreras. "Esto puede reducir la rotación laboral, mejorar la productividad y, por tanto, suponer un incremento de la renta salarial de los jóvenes y una reducción del esfuerzo de acceso a la vivienda", puntualiza el informe.

Entre las soluciones para mejorar la oferta de vivienda, este estudio también aboga por actuar en las viviendas vacías, ya que según el Censo de Población y Viviendas de 2011, en España existían 3,4 millones de viviendas vacías. No obstante, no todas se localizan en lugares donde existe demanda.

Fuente: El Mundo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS