domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº1855

Sector Inmobiliario | 8 jul 2024

Desarrollos

El nuevo midtown que se está armando en el corredor norte de la ciudad de Buenos Aires

La zona aledaña al Parque de Innovación, en Núñez, se consolida con desarrollos de viviendas y oficinas por su excelente conectividad en auto, colectivo, tren y hasta en bicicleta


Las novedades del mercado de oficinas de alta gama de la Ciudad de Buenos Aires tienen que ver con las mutaciones que experimentaron las tendencias en los últimos tiempos, promovidas especialmente por los sustanciales cambios de hábitos laborales que trajo aparejada la pandemia como protagonistas indiscutidos.

Así, con el foco puesto en la descentralización como uno de los factores que más traccionaron, el avance de la construcción de disímiles proyectos de edificios de clase A se encuentra dando origen a nuevos puntos neurálgicos corporativos. Y en ese escenario, con certeza, el más relevante es el Corredor Libertador: con el barrio de Núñez como epicentro, hace rato viene consolidándose como un distrito atractivo y muy demandado, sumando en sus “orillas” cada vez más desarrollos inmobiliarios.

En el corredor Libertador se levantan cada vez más emprendimientos que generan una "microciudad"

Esta franja de la zona norte de la Capital Federal −antigua designación mediante− se viene transformando en un nuevo centro de negocios, con emprendimientos de real magnitud: “Es el potencial midtown de la ciudad, donde conviven usos residenciales, comercios de proximidad, la oferta gastronómica y entretenimientos, colegios, universidades y oficinas clase A y B”, especifica Domingo Speranza, CEO de Newmark. Además, el emplazamiento de nuevos edificios como el Centro Empresarial Libertador (CEL) y la creación del Parque de Innovación animan el impulso de la zona.

Mientras se espera para este año el ingreso de 113.000 m² nuevos de este tipo de oficinas en toda la Ciudad, este territorio porteño se vuelve un lugar idóneo para resolver cada una de las necesidades básicas en un radio de 15 minutos. Según el último informe de Newmark del segundo trimestre sobre el mercado de oficinas, una de las zonas que más reducciones de vacancia percibieron fueron los polos emergentes, especialmente Palermo y Corredor Libertador cerrando en 8,8%. El precio promedio pedido de alquiler allí es de US$29.10/m². En cuanto a inventario hay 108.494 m², en construcción 68.995 m² y e, proyecto 150.000 m².

Aunque Catalinas continúe teniendo el mayor inventario clase A y con el mejor acceso de transporte público de CABA −lo que, sumados otros atributos, la diferencia del resto de los submercados−, “Núñez se ha transformado en un lugar aspiracional de mudanza de empresas de muy variada índole, no solo por los nuevos proyectos, sino por su proximidad al eje Libertador y todo su entorno”, confía Speranza. Por esos lares, el desarrollo del Polo de la Innovación en el ex Tiro Federal refuerza y consolida un nuevo centro de negocios, pero “concebido como área de usos mixtos a escala metropolitana”, refuerza el CEO de Newmark. Y asevera que empresas de todo tipo husmean la zona “motivadas por el atractivo de los nuevos emprendimientos y por la búsqueda de talento joven”.

Avenida del Libertador: los nuevos edificios y el Parque de Innovación están transformando la zona

Confluyen en la zona no sólo los nuevos desarrollos de edificios, sino también el efecto derrame del Parque de Innovación que, según un estudio de Cushman & Wakefield genera un fenómeno en el área conocida como “el Distrito de la Convergencia”.

“Las funciones sociales básicas en una ciudad son trabajar, educarse, proveerse, mantenerse en forma y entretenerse. Estudios recientes realizados en la Ciudad de Buenos Aires comprobaron que en la zona de Libertador y Udaondo convergen todas las características que permiten a las personas un muy alto nivel de acceso a estas funciones en un radio de 15 minutos a pie o en bicicleta desde su lugar de residencia”, aseguró Herman Faigenbaum, CEO de Cushman & Wakefield Sudamérica. En ese sentido, enumeran “la convergencia” de la innovación con la tradición, la proximidad y la cercanía, el barrio y la metrópoli, la ciudad y la naturaleza, y la razón y la pasión. “Nos hace pensar en una transformación del territorio, en la posibilidad de vivir y trabajar en un mismo lugar, en un barrio que nos ofrece tener todo lo que necesitamos para vivir y acceder en menos de 15 minutos”, agrega Facundo Benavente, coordinador de Marketing de Cushman & Wakefield.

La zona del corredor Libertador continúa con nuevos proyectos inmobiliarios

Así las cosas, en un mercado que venía demorado respecto de la incorporación de nuevos metros cuadrados, el avance de esta miniciudad abocada al universo laboral “viene a dar respuesta a la demanda insatisfecha y canibaliza a la existente; pero, sobre todo, genera más impacto en edificios clase B, donde inquilinos migran a nuevos edificios más eficientes, con mejores prestaciones, en búsqueda del mentado fly to quality”, desentraña el experto. Hasta tal punto de haberse convertido en uno de los submercados que “mejor han defendido su precio”, junto con Palermo, con valores de renta estables en US$23,4/m².

Es que, su excelente conectividad desde todo punto de vista −en auto, colectivo, tren y hasta en bicicleta− y su fácil acceso desde la Provincia “hacen que resulte ideal para recibir colaboradores de distintas localidades, produciendo que sea el corredor de más rápido crecimiento en el último tiempo”, confirma Juan Querol, broker de Cushman & Wakefield. De este modo, queda evidenciada la inclinación por reubicarse en la zona norte de la Ciudad, “que es donde vive la mayor cantidad de gente que trabaja en los edificios de oficinas y en las empresas que buscan espacios para sus empleados. Y esto es algo positivo”, adiciona Alejandro Reyser, director comercial de Toribio Achával.

FUENTE: LANACIÓN

 

 
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS