lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº351

Negocios | 19 may 2020

Real Estate

Cuánto pueden caer los precios de las propiedades en dólares

Aseguran que el escenario post cuarentena promete una demanda que estará atenta a oportunidades. La caída del costo de construcción


Las circunstancias inéditas que atraviesa el mundo y el país a consecuencia de la pandemia del coronavirus va generar cambios a muchos niveles Y el mercado inmobiliario argentino no van a escapar a esa regla general.

El aislamiento repercutió en el negocio del real estate, que ya venía de dos años de caída constante en las ventas de propiedades. En el sector esperan que la reapertura paulatina de las inmobiliarias, que comenzó a cristalizarse la semana pasada, sea un primer paso para una cierta reactivación de las operaciones. Sin embargo, los entendidos son conscientes que las reglas del juego cambiarán y que los precios tenderán a la baja, en un mercado a corto plazo en donde la demanda será limitada.

Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa asegura que por toda esta situación, los precios de las propiedades tenderían a la baja, en mayor o menor medida. “Hoy se habla de bajas mínimas del 20%. Y se empiezan a ver ofertas con esas rebajas y de hasta 40% off, pero también hay que tener en cuenta cuánto tiempo perdurará este escenario inédito y qué economía tendremos luego de la pandemia. Hoy no hay mercado, o mejor dicho, el mercado es solamente de oportunidad”, señala.

Luis Guido, director de Grid SA (Grupo Idea Desarrollos), coincide: “Es muy difícil imaginar un panorama de lo que vendrá, pero todo hace pensar que los valores de las propiedades bajaran en dólares”. Para el especialista, es previsible que haya una menor demanda debido a la falta de liquidez. “En un mercado más retraído aún que el actual, probablemente se generen oportunidades a partir de los propietarios que tengan necesidad de vender, ya sea porque tenían la decisión tomada o para cubrir gastos personales o empresariales derivados de la inevitable crisis económica que enfrentaremos”, agrega.

Los profesionales del sector inmobiliario saben que, en el momento actual, y por los próximos meses, las propiedades que salgan al mercado con precios muy acomodados van a ser las únicas que encuentren interesados. A el efecto recesión por pandemia y cuarentena, habrá que sumarle la actual disparada del dólar que genera incertidumbre y paraliza operaciones. Esta situación afectaría tanto a las unidades usadas como las recién terminadas.

El asesor inmobiliario Daniel Zampone indica que ya hubo una baja antes de la pandemia y ahora vendrá una nueva caída. “Sumados, el descenso de precios se acercará el 20%”, vaticina.

Aunque prefiere no arriesgar un porcentaje de caída, Gustavo Ortola, Presidente de GO Real Estate, le explica a BAE Negocios el nuevo escenario que se avecina. “Durante la cuarentena el peso se depreció casi a la mitad y el costo de construcción está un 60% por debajo de los que estaba hace dos años, por eso, el valor de reposición va a ser menor. Creo que en el período post cuarentena  van a aparecer las oportunidades”.

LO QUE VENDRA

Recientemente, la desarrolladora inmobiliaria Kuan Desarrollos llevó adelante  la “Encuesta de oportunidades de mercado post cuarentena”. La misma alcanzó a 400 inversores de todo el país y el exterior y busca prever cómo reaccionará el mercado inmobiliario argentino luego de terminado el confinamiento obligatorio dictado por el Gobierno Nacional.

Uno de los datos salientes es que la mayoría cree que el precio de las propiedades estaba demasiado alto antes del inicio de la cuarentena. Sin embargo,  no todos los que opinan eso consideren que los valores deberían bajar. Sólo el 56,8% considera que disminuirán los precios sobre el 82,6% que consideraba que estaban altos. En ese sentido, Javier Schvartz, Director de la empresa, no cree que la baja sea masiva.  “La demanda está ahí, latente. La evolución de los precios de las propiedades post pandemia no será descendente de forma generalizada, ya que  gran parte de la baja de precios ya ocurrió con anterioridad”.

Lo que es cierto es que la mayoría de los inversores siguen considerando al ladrillo como un lugar seguro para invertir. Ocho de cada diez personas lo tiene como una reserva de valor segura frente a la crisis mundial actual.

No obstante, el efecto cuarentena generó cierta inseguridad entre los que tenían decidido realizar una operación inmobiliaria durante el año. La mitad de los que antes del inicio de la pandemia habían decidido realizar una inversión en real estate está reviendo la decisión.

Fuentes: Clarín, Bae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS