sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº531

Sector Inmobiliario | 26 oct 2020

Mediante una ley

Blanqueo de capitales ¿una mano para la construcción?

Es una de las medidas que impulsa el Gobierno para incentivar las obras privadas y el ingreso de mayor cantidad de dólares al país. Pros y contras


Uno de los dos proyectos de ley que el Gobierno envió al Congreso para reactivar la actividad de la Construcción propone un blanqueo de capitales que estén en el país o el exterior para ser invertidos en obras nuevas y así imantar los dólares que necesita la economía. 

¿Funcionará esta estrategia que ya se probó en 2013 y en 2016 para reactivar realmente al sector? Qué segmento podría ser el más beneficiado con esta herramienta? Los empresarios tienen visiones muy variadas pero -entre quienes son más optimistas-sostienen que las más beneficiadas podrían ser las obras pequeñas para la construcción de unidades de 3 y 4 ambientes, que es donde hay menos oferta. 

Santiago Levrio, directivo de la firma Emehome , señala que, en principio la normativa del proyecto de ley es bastante clara y es probable que el mayor impacto se dé en aquellos inversores que ya tenían entre sus planes invertir en el rubro. "Esto empuja la decision. No creo que motive a quienes no veían invertir en construcción y ahora quieran hacerlo”, opinó. 

BUENOS PRECIOS, PERO...

Los blanqueos anteriores (cuando se pusieron en práctica los CEDINES en 2013 y durante la gestión macrista, en 2016), no funcionaron por que no habia buenos precios, según el empresario. "Hoy sin duda los precios son incentivos suficientes para blanquear, no necesitamos la gran estabilidad para que reclute más interesados en invertir, simplemente que no haya caos”. 

Además de los buenos precios también se necesitan algunas oportunidades (es decir, evaluando el precio y sobre todo el producto) para invertir en el pozo. “En el mundo de los 3 y 4 ambientes, que es donde escasea más la oferta, puede que esta herramienta motive a quienes precisan ampliarse y usen el blanqueo para hacer la operación", señala. Y agrega: "Como son tickets mas altos, la baja de la construcción pegó mucho en el valor nominal de esos productos en pozo. Por eso, sumado al blanqueo puede ser un buen incentivo para entrar", opinó.   

Damian Tabakman. presidente de la Cámara de Desarrolladores Urbanos (CEDU), piensa que el blanqueo va a tener mayor impacto entre quienes pertenecen a "la clase media acomodada.  A diferencia de quienes entraron en el blanqueo anterior del gobierno de Mauricio Macri que fueron más ricos". También según su visión, podría reactivar la franja de propiedades de 3 y 4 ambientes. 

OBRAS Y PLAZOS

Precisamente la CEDU, junto con la Cámara de la Construcción (CAMARCO), la UOCRA y la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) fueron las que acercaron, en julio, el tema del blanqueo al Gobierno, entre otras propuestas para reactivar al sector. Según Tabakman, el sector pidió medidas de mayor impacto debido a la magnitud de la crisis: "Pedimos menor costo y más plazo del que están anunciando, que sería hasta el 28 de febrero, porque las obras son largas".

 Tras el anuncio del blanqueo y del resto de las medidas, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech , dijo que los proyectos para impulsar el desarrollo del sector "son muy bienvenidos e históricos" y alientan a "recuperar puestos de trabajo perdidos". Desde la óptica de Luis Guido, director de la desarrolladora Grid,  la posibilidad del blanqueo “en particular para las obras en pozo, sería una medida muy productiva para el sector, que lo movilizaría mucho”. En especial, si los impuestos que se van a aplicar a este sinceramiento de dólares son más bajos, agregó.

El proyecto de ley establece tasas que van de 5% a 25% cuando se realice el  blanqueo. “Cuanto más bajo sea, va a haber mucha más gente que se sume. Pero en sí, es muy positivo así también la exención de Bienes Personales para quienes invierten en el pozo y el diferimiento del pago de Ganancias, en particular para el aporte de terrenos o la venta de terrenos”.

Para otro sector vinculado a la construcción y al mercado inmobiliario, la propuesta oficial no tendría un impacto positivo en la reactivación del sector. “Cualquier medida que tenga por finalidad potenciar la industria de  real estate siempre es bienvenida”, señala Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa. “Pero, independientemente de las particularidades del proyecto, como por ejemplo los costos impositivos, es una realidad que el éxito de este tipo de medidas dependa de su implementación en el contexto de un plan económico sólido que ofrezca previsibilidad al inversor por parte de un Gobierno que genere credibilidad. Esto último hace que no pueda aseverar que se tratará de una medida exitosa", consideró. 

Según Jose Rozados, analista de Reporte Inmobiliario , “este contexto va en contra mano del adecuado para impulsar nuevamente un blanqueo que realmente pueda considerarse atractivo para aquellos que tengan capitales no declarados", dice. "Precisamente gran parte de la fuga del sistema se origina para eludir un peso de gravámenes e impuestos y a un escenario de desconfianza que hoy está lejos de despejarse. Su impacto será marginal y no puede aspirarse a que derive en una fuerte recuperación de la actividad de la Construcción", opinó. 

"Uno de sus antecesores con nombre propio ´Cedin´ y un contexto con menos complicaciones que los actuales sirvió para sumar algunas operaciones adicionales a un mercado que sufrió en esos años una de las recesiones más profundas después de la actual pero lejos estuvo de reactivarlo", recordó. 

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS