viernes 23 de abril de 2021 - Edición Nº677

Sector Inmobiliario | 24 mar 2021

Real Estate

En CABA se imponen las ventas de inmuebles usados

Es porque estas propiedades tienen mayor flexibilidad para negociar su valor. Además, hay sobre stock porque muchas unidades que estaban en alquiler se volcaron hacia la venta


Tras un año para el olvido en donde se batieron todos los récords negativos, en marzo comenzó a reactivase el mercado inmobiliario, aunque muy lentamente. Las contra ofertas fueron los grandes protagonistas, por eso no sorprende que el 50% de las operaciones de compraventa que se realizaron en 2020 hayan sido de inmuebles usados. “Se trata de unidades más flexibles a la hora de venderlas”, explicaron desde el sector.


Según un relevamiento realizado por la Inmobiliaria Remax en el primer bimestre del año, las ventas de propiedades treparon un 50% en comparación a lo ocurrido en el mismo bimestre de 2020. "El repunte se debe a una demanda contraída y a la calma del dólar, que da mayor previsibilidad”, destacó Ariel Chanmpanier, presidente de la firma. Y destacó: “Más del 50% de las ventas concretadas entre enero y febrero de este año lueron departamentos usados”.

Mariano Oppel, dueño de la inmobiliaria homónima, coincide. "La explicación tiene que ver con que se trata de una mercado más flexible a la hora de discutir los valores”, resumió.


Si bien los precios de publicación bajaron en promedio un 10% en dólares en los últimos dos años -según datos relevados por Zonaprop- la verdadera baja se da a la hora de concretar la operación. “Hoy el precio del inmueble lo pone el comprador, es lo que está dispuesto realmente a pagar”, agrega Oppel.

“Hoy existe mucha distorsión de precios. Por un lado los inmuebles a estrenar tienen un costo de construcción retrasado, por lo que hay muy poca flexi- bill/acíón a la hora de negwiar el precio. En el caso de los usados, hay más espalda para bajar el valor”, concluyó Oppel.

Pero es cierto que los inmuebles a estrenar también tuvieron su atractivo, sobre todo aquellos de pozo, en donde por el bajo costo de la construcción se conseguían mejores precios. "Se vendieron a la par. Lo que pasa es que, en el caso de los usados, la escritura es inmediata. Aquellos a estrenar vienen de fideicomisos y se escritura a final de obra", ejemplificó Marta I.iotto de I.iotto Propiedades.


En ese sentido, la inmobiliaria le pidió al Gobierno una ayuda para que la reactivación sea real. “Necesitamos un blanqueo para los usados, no solo para lo nuevo como establece el Gobierno, con el sinceramiento que apunta a la construcción. Hay mucho usado para ofertar y un sobre stock porque gran parte de los inmuebles que estaban en alquiler se pusieron a la venta".


Al momento de concretar las ventas casi no tuvieron operaciones con préstamos bancarios, porque son casi inexistentes. "El dinero provino principalmente de los ahorros y de los que venden su inmueble para comprar otro", detalló Champanier.


Los barrios más buscados siguen siendo los que conforman el corredor norte de la Ciudad de Buenos Aires: Palermo, Núñez, Belgrano, Colegiales y Villa Ur- quiza. El valor promedio del ticket osciló en uSs180 mil, dinero con el que puede adquirirse unidades de hasta 3 ambientes con muy buena ubicación.
 

 

Fuente: el Cronista

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS