viernes 23 de abril de 2021 - Edición Nº677

Sector Inmobiliario | 26 mar 2021

Real estate

¿Hay que apurarse para construir por el valor del dólar?

Esta ventana de oportunidad se está licuando más rápido de lo previsto debido a un dólar planchado y en algunos periodos hasta en caída, y por otro lado materiales y mano de obra que aumentan mes a mes.


El deseo de construir la casa en el verde que despertó el encierro que generó la cuarentena permanece latente, pese a los aumentos. En números, en los últimos siete meses, el costo de construcción de una casa country aumentó 55% en dólar billete según el relevamiento que realiza todos los meses Reporte Inmobiliario.

El mismo estudio determinó que para hacer una casa tipo country de 305 metros cuadrados se necesitan $55 millones; aproximadamente US$381.000 medidos por la cotización del mercado marginal de divisas (blue). Un presupuesto que aún se mantiene lejos de los costos de noviembre de 2017 cuando para realizar la misma vivienda se necesitaban US$578.000, es decir US$197.000 más.

“De todas formas, esta ventana de oportunidad que viene atrayendo a mucha demanda en el mercado se está licuando más rápido de lo previsto debido a un dólar planchado y en algunos periodos hasta en caída, y por otro lado materiales y mano de obra que aumentan mes a mes”, comenta José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

El mismo informe detalla que si el calculo es por metro, el costo de construir una vivienda sobre lote propio se acercó a los $174.000 por metro cuadrado sobre finales de febrero de 2021 con fuertes incrementos a partir de septiembre del año pasado medidos en pesos. “Todo indicaría que con el transcurrir de los meses se vaya licuando aún más la oportunidad que observaban los ahorristas de dólares billete. De persistir la aceleración de precios y la relativa estabilidad del tipo de cambio en poco tiempo estaríamos nuevamente en valores máximos para construir un metro cuadrado como se pudieron ver en 2016 y 2017 cuando alcanzaron los US$1830/m2. Hoy el costo en dólar billete es de US$1221”, compara Rozados.

El informe de Reporte Inmobiliario se da a conocer casi en paralelo con el relevamiento del Indec que indicó que los costos de la construcción registraron un alza del 5 por ciento en febrero y 40,8 por ciento, si la comparación es anual. En detalle, los materiales aumentaron 4,6 por ciento, la mano de obra, 4,9 por ciento y los gastos generales, un 7,4 por ciento en febrero respecto a enero.

Los mayores incrementos se generaron en movimiento de tierra (16,4 por ciento), vidrios (9,4 por ciento) y estructura (5,3 por ciento). Mientras que los que menos subas registraron fueron pintura (2,4 por ciento), yesería (1%) y carpintería metálica y herrería (0,8 por ciento). Si se analiza el primer bimestre de 2021, la variación acumulada del costo de la construcción fue del 8,2 por ciento: materiales (10,7 por ciento), mano de obra (5,6 por ciento) y gastos generales (9,3%).

El Gobierno confía que en los próximos meses la suba de precios merme por el acuerdo de precios que cerró con el sector. Sin ir más lejos, fue el propio ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien dijo ante declaraciones radiales que se habían registrado aumentos de precios que “no tenían justificación”. “Estamos a favor de que las empresas ganen plata pero no de que haya vivos que terminen perjudicando a otro sector, que no sea un sálvese quien pueda sino que ganemos todos”, sintetizó.

Cómo incentivar al sector es parte central de la agenda del presidente Alberto Fernández, que hace una semana dio luz verde al blanqueo para quienes quieran sincerar los ahorros no declarados e invertirlos en departamentos en proyectos en construcción con un avance de hasta el 50%. Una medida que generó entusiasmo en un sector, que ahora con los números del Indec, muestra preocupación. “Veníamos de un mercado detenido, luego empezó a arrancar lentamente y ahora esto podría volver a hacerlo menguar. No es un dato positivo, lo que no quiere decir que no fuera esperable”, dice Carlos Spina, director de la desarrolladora Argencons y presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV). “Sí, preocupa”, coincide Alejandro Ginevra, a cargo de la desarrolladora GNV y presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi). “Que la inflación le empiece a ganar al dólar no es una buena noticia”, concluye. 

 

Fuente: La Nación

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS