viernes 23 de abril de 2021 - Edición Nº677

Opiniones | 5 abr 2021

Opinión

El ejercicio de la democracia en las instituciones: elecciones en el Colegio de Martilleros

El ejercicio pleno de la democracia exige alternancia en la conducción para evitar caer en la autocracia disfrazada, donde todos los partidarios se limitan a aprobar las decisiones de un único individuo.


Por

Mart. José Luis Ripa

El ejercicio pleno de la democracia exige alternancia en la conducción para evitar caer en la autocracia disfrazada, donde todos los partidarios se limitan a aprobar las decisiones de un único individuo.

Por ello los mandatos han de ser cortos y no deben permitirse las reelecciones indefinidas. 

El poder corroe el espíritu de las personas que, con el tiempo, comienzan a creerse imprescindibles y omnímodas, y que sólo su acertada decisión puede salvar al resto, quienes deben limitarse a teñir de democracia lo que no es más que absolutismo.

Con esos principios se arribó en 2004 a la conducción del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial La Plata. La campaña estuvo firmemente cimentada en estas bases de democracia, participación y cambio, siempre con el concepto de que “veinte años en el poder atentan contra la democracia”.

En 2020 se elegirían nuevas autoridades, pero nos enteramos que la lista que antes apoyaba, presentaría por quinta vez al mismo candidato que así cumpliría esos fatídicos veinte años de mandato, cantidad por la cual los que integrábamos aquel movimiento, sostuvimos que se había tornado imprescindible la alternancia de conducción.

Y por esos principios que nunca debieron haberse abandonado, nuevamente se torna indispensable el cambio de gobierno.

Veinte años entraña que las personas prefieran ser funcionarios -con los privilegios y prebendas que implica- antes que trabajar en la profesión, perdiendo contacto con la realidad de quienes vivimos de la actividad inmobiliaria, y con el único objetivo de permanecer en el cargo, manteniendo su provecho por sobre las necesidades de los Colegiados.

Esta pandemia no sólo suspendió elecciones, también desnudó la falta de respuesta de una conducción chata y carente de ideas. Durante casi todo 2020 y a pesar de los numerosos pedidos para hacerlo, impidió las reuniones de Consejo y las de Comisiones, en especial la de Legislación y la de Hacienda, evitando el control de auditoría que debe existir sobre las finanzas, tomando decisiones inconsultas que, al habilitarse las reuniones virtuales, se apuró a aprobar mediante la mayoría cautiva al igual que en 2004, cometiendo los mismos errores que habíamos jurado  combatir, siguiendo esos principios democráticos que hoy abandonaron para perpetuarse en el poder.

Mirta Líbera, quien encabeza la lista Unidos, demostró su capacidad de conducción y entrega al Colegiado, organizando junto a otros colegas el Foro Profesional Inmobiliario, que se dedicó desde el inicio del Aislamiento a brindar apoyo, preparación y conocimiento, abordando los temas que dieron contención a los más de mil profesionales que lo integran. ¡Qué no se hubiera logrado contando con el apoyo de un Colegio Profesional!

Hoy la lista Unidos por la Profesión, se compromete a no permitir más que una única reelección presidencial, propone modernizar el Colegio para tener las cuentas a disposición, la comunicación y capacitación permanente del colegiado y la real fiscalización de la actividad.

Este 20 de abril, presenciemos vía Zoom la Asamblea, y luego concurramos al edificio ex sede del Colegio Provincial, 47 n° 529 de La Plata, para votar por un cambio real de la conducción. 

Todos Unidos. Unidos por la Profesión.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS