jueves 26 de mayo de 2022 - Edición Nº1075

Sector Inmobiliario | 13 abr 2021

Real estate

Unas 28.000 propiedades que se alquilaban ahora tienen el cartel de venta

La Ley de Alquileres, la caída de la rentabilidad de ese negocio y la escasa llegada de turistas extranjeros en el último año como consecuencia lógica de la pandemia ha reconfigurado el escenario en la Ciudad de Buenos Aires


La Ley de Alquileres, que está vigente desde julio del año pasado, la caída de la rentabilidad de ese negocio y la escasa llegada de turistas extranjeros en el último año como consecuencia lógica de la pandemia ha reconfigurado el escenario. Tal es así que, según datos del portal Zonaprop, sólo en la ciudad de Buenos Aires, se registró un récord de 103.000 avisos publicados de propiedades en venta durante marzo.

"De ese total, cerca del 27% son inmuebles que hasta hace poco se alquilaban y ahora sus dueños, por el contexto, decidieron venderlos", le explica a BAE Negocios Ariel Rodriguez, CEO de Value Bet Inmuebles. Según el especialista, la sobreoferta que hay en el mercado puede convertirse en una buena oportunidad para aquellos que tienen dólares.

"Los precios han bajado 9% desde marzo del año pasado y creo que todavía hay margen para que sigan cayendo. Aquel que tiene liquidez y cuenta con más alternativas de inmuebles para elegir tiene un poder de negociación muy fuerte", agrega. En ese mismo sentido, Diego Oks, broker de Century 21, explica que hoy se pueden vender "aquellas propiedades que están a valor de mercado o apenas por debajo de ese valor y las de los dueños que están dispuestos a escuchar ofertas de lo que los compradores pueden pagar.

También se venden terrenos con baja incidencia y en la mayoría de los casos donde los vendedores aceptan metros terminados en otros edificios de las constructoras o en la misma obra. Se generan operaciones encadenadas de quienes venden para comprar e incluso permutas por propiedades en provincia, barrios cerrados, countries". 

Con respecto a la receta para empezar a salir de este escenario complejo, Rodriguez asegura que es necesario "estabilidad inflacionaria, seguridad jurídica, creación de créditos flexibles e incluso deficitarios para el acceso a la primera vivienda y de créditos blandos para la inversión en inmuebles, la desgravación impositiva para generar competitividad, el blanqueo de capitales destinados exclusivamente a la adquisición de inmuebles nuevos y usados y sin duda alguna establecer parámetros de tasaciones que permitan cesar la enorme disparidad de precios existente".

En este sentido, Marta Oriozabala, CEO de Real Capital, también cree que "la clave para poder resolver esto es el sinceramiento de los precios. Además de que haya créditos hipotecarios y facilidades para los compradores, porque hoy sólo operan quienes cuentan con el efectivo. La devaluación de la moneda dificulta el ahorro y, por la inflación, las propiedades deben mantenerse en dólares. Hoy en día, los trabajadores de clase media o media baja no cuentan con la posibilidad de comprar un inmueble y debería existir algún tipo de ayuda económica del gobierno para eso".

Fuente: BAE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS