jueves 05 de agosto de 2021 - Edición Nº781

Sector Inmobiliario | 12 jul 2021

Inversión de U$S1.800 millones

Levantarán un nuevo barrio en la ex ciudad deportiva de Boca

Se hará en tierras que IRSA tiene en la Costanera Sur. Esperan la aprobación legislativa


Después de casi treinta años, el predio de Costanera Sur en donde el ex presidente de Boca Juniors Alberto J. Armando soñó una gran ciudad deportiva para el club tendrá un destino cierto.

El grupo inmobiliario IRSA, dueño de las tierras desde 1992, llegó a un acuerdo con el Gobierno portero para levantar allí Costa Urbana, un emprendimiento inmobiliario que incluirá viviendas, oficinas, comercios, un centro de salud, un hotel y entretenimiento.

“Terminar este proyecto puede llevar hasta dos décadas, dependiendo de las condiciones de la macro. Se espera que allí vivan unas 15.000 personas y creemos que congregará a un público de clase media pero también habrá un espacio para las viviendas de lujo”, explicó Eduardo Elsztain, presidente del grupo, durante una reunión con la prensa. Habrá edificios no mayores a los diez pisos, que podrán albergar cerca de 6.000 familias.

El proyecto Costa Urbana fue oficializado tras el acuerdo alcanzado con la administración porteña luego de intensas y extensas negociaciones. El convenio prevé que IRSA ceda el 67% de los 716.180 metros cuadrados que tiene el predio para el desarrollo de espacio público. Serán 35 hectáreas de parque público más otras 8 hectáreas para el uso común.

Además, la desarrolladora inmobiliaria se comprometió a hacer un aporte de USD250 millones para financiar parte del Fideicomiso de Innovación, Ciencia y Tecnología del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y del Fondo de Desarrollo Urbano Sostenible (Fodus). También se hará cargo de las obras de infraestructura de gas, agua corriente, cloacas y luz eléctrica en el interior de la urbanización. Asimismo, realizará el mantenimiento de los espacios comunes (parques y calles) por diez años. El nuevo barrio está delimitado por la avenida España, la futura prolongación de la avenida Costanera y el Río de la Plata y es vecino a la urbanización Rodrigo Bueno y al astillero Tandanor.

El proyecto inmobiliario, que demandará U$S1.800 millones que provendrán de IRSA y de terceros, ahora tendrá que cumplir los pasos legislativos. Estiman que la primera lectura, la audiencia pública no vinculante y la segunda lectura traerán buenas noticias hacia fin de año y que las obras podrían comenzar durante el primer trimestre del 2022.

Con respecto a si la resistencia que está generando el proyecto de Costa Salguero entre algunos colectivos podría perjudicar los planes, Elsztain aseguró: “Me concentro en lo que hacemos nosotros y no miro hacia afuera.

Costa Urbana es un proyecto de inversión privada que generará 10.000 puestos de trabajo directos durante la construcción y tendrá un impacto recaudatorio positivo para el fisco. Será un nuevo lugar que ganará la Ciudad”.

Consultado sobre la actualidad del mercado inmobiliario, el dueño de los principales centros comerciales del país aseguró: “En cada crisis lanzamos un gran proyecto y esta vez estamos haciendo lo mismo. El argentino invierte en dólares o en ladrillos, pero siempre termina optando a la larga por el negocio de las bienes raíces para resguardar sus valores. Tengo una visión positiva sobre el futuro de la macroeconomía”.

En referencia a los precios del mercado inmobiliario local, Elsztain aseguró que hoy se ven precios a la baja “por falta de crédito inmobiliario”. Sin embargo, recalca que, según su experiencia de cuarenta años en el sector, “todo lo que está bien ubicado conserva su valor” y agregó que no cree que haya hoy una exceso de oferta en el mercado.

Fuente: BAE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS