lunes 27 de septiembre de 2021 - Edición Nº834

Sector Inmobiliario | 1 sep 2021

Piscinas, sol y casas en countries

¿Cuánto cuesta veranear cerca de casa?

El 2020 puso en auge esta metodología turística. Ante un panorama incierto por la pandemia del coronavirus, muchas familias planifican su descanso "acá nomás". La demanda se concentra en el Gran Buenos Aires y en moneda estadounidense. ¿Cómo elegir lo mejor?


Al norte, al sur y al oeste de Capital, las consultas por estas propiedades ya se reciben en inmobiliarias y portales. Y también cada vez más dueños publican sus pretensiones, que se expresan mayormente en dólares y pueden alcanzar valores exorbitantes.

¿Por qué se negocia todo en moneda estadounidense? Porque aunque falten sólo cuatro meses para el verano, en este contexto nadie se atreve a asegurar cuánto podría valer un dólar en la Argentina a fin de año. Así, en vez de hacer contratos en pesos, los dueños prefieren que todos los compromisos queden firmados con montos en dólares, aunque en general con chance de pagarlos en pesos a la cotización blue del verano.

"Las propiedades más buscadas son las que tienen jardín, parrilla y piscina, preferentemente casas. Y si el valor excede el presupuesto, dúplex y complejos de departamentos también son considerados", explicó María Belén Fuentes, titular de Fuentes Negocios Inmobiliarios, una firma con foco en Zona Norte y sede en Nordelta.

Los interesados, cuentan en las inmobiliarias, son mayormente parejas con hijos. Y en algunos casos, si la propiedad es grande, dos familias que se juntan para compartir el gasto. El período más codiciado, en tanto, es el de las Fiestas. El plan favorito es pasar Navidad y Año Nuevo en la quinta o el country, arrancando en lo posible algunos días antes y con el check-out ya entrado enero. Pero también hay pedidos para todo enero o todo febrero, e incluso por fuera de la temporada típica.

"Antes todos pedían del 15 de diciembre al 15 de enero, y el otro punto fuerte era del 15 de enero al 15 de febrero. Pero hoy la temporada va de noviembre a a marzo. En pandemia estos dos meses tomaron fuerza", destacó Damián Garbarini, CEO de DG Negocios Inmobiliarios, firma que se especializa en la zona de Canning (Ezeiza).

Los operadores explican que la oferta es reducida y los precios elevados ya que este tipo de casas no suelen construirse para alquiler temporario. En pandemia la demanda creció y siguen siendo pocas las unidades que se ofrecen. Son, en general, de dueños que se fueron a vivir al exterior o que rentabilizan así su inmueble mientras pasan el verano en Cariló o fuera del país.

"La oferta siempre queda corta. En dólares los precios de los alquileres se han mantenido respecto del año pasado. Están entre US$ 3.000 y US$ 7.000 el mes. ¿Hay quien pide US$ 10.000? Sí, hay algunos, pero son mansiones de 1.000 m2 y no se suelen alquilar. Es un segmento muy de lujo. Lo que funciona es el segmento de US$ 3.000 a US$ 7.000", explicó Garbarini.

¿Qué se consigue a esos valores en Canning? Según este experto, por US$ 3.000 al mes (unos $ 546.000 a valor blue actual) hay casas básicas de 150 m2 con pileta, 3 dormitorios, parrilla y quincho. Y por US$ 7.000 al mes ($ 1.274.000 al valor blue actual) se puede ir a una casa en Estancia Villa María de 500 o 600 m2, 6 o 7 habitaciones, cuarto de huéspedes, "piscina de ensueño" y sala de cine, ejemplificó.

Respecto de Zona Norte, Mariano Canedo, broker y martillero público de Century 21 Canedo, indicó que los alquileres para el verano en líneas generales arrancan en US$ 1.500 mensuales y llegan dependiendo el barrio a los US$ 5.000. "Hay muchas consultas, pero este año la gente tiende a solicitar bajas de precios. Ya comenzaron a reservarse algunas, principalmente las de valores más bajos. Por ahora la oferta es escasa, ya que los propietarios especulan en los valores. Las propiedades destacadas y en valor de mercado se alquilan rápido", añadió.

En countries de Pilar, por ejemplo, se puede hallar una casa de 300 m2 con 3 dormitorios, 2 baños, parrilla y pileta ofrecida a US$ 5.000 al mes para enero o febrero. Y a US$ 9.500 otra de 310 m2 cubiertos con 4 dormitorios, 4 baños, piscina, parrilla y un jardín con juegos infantiles de más de 1.000 m2, muy cerca además de una laguna.

Los precios, muchas veces, ya tienen incluido el costo del jardinero y el piletero. También se negocia quién se hará cargo de las expensas y de las facturas de los servicios​ (luz, gas, agua, Internet, etc.). Y, salvo que haya mucha confianza entre las partes, se pide dejar un depósito como garantía ante eventuales daños al inmueble.

"Los precios van a estar un poco más abajo que el 2020, o al menos al mismo nivel", estimó por su parte Ariel Champanier, presidente de Remax Premium, donde los valores arrancan en US$ 3.000 al mes y en algunos casos pueden multiplicar esa suma por dos o por tres. "Yo creo que el boom del año pasado se va a repetir. Si está abierto Uruguay, eso debería quitar un poco de demanda, pero no creo que quite mucha", analizó.

Por fuera de las inmobiliarias, en tanto, muchos recurren a plataformas de alquileres temporarios como Airbnb. Allí, ya ofrecen para el verano casas con piscina en el GBA mayormente entre los US$ 2.000 y los US$ 6.000 mensuales.

Cinco claves para no pagar de más y evitar problemas

1) No apurarse a reservar: A esta altura del año, y ante la incertidumbre sobre lo que pueda suceder de acá al verano, los dueños aún están desorientados sobre cuánto pueden pedir y "tantean" el mercado comenzando a veces por valores astronómicos. "Como siempre, y al estar en un país inflacionario, se arranca con valores altos y la misma demanda luego va acomodando los precios", explicaron en  Negocios Inmobiliarios.

2) Contraofertar y negociar, Aunque el precio publicado parezca razonable, aceptarlo sin cuestionamientos puede implicar perder una oportunidad de pagar menos. Para evitarlo, se puede empezar mostrándose dispuesto a concretar la reserva en el acto, pero a un valor 20% menor. Y, si el dueño lo rechaza, seguir la negociación con el objetivo de arribar al menos a un precio intermedio o lograr otras concesiones en el contrato.

3) Cuidarse de las estafas, si la operación se hace por inmobiliaria, es esta empresa la que garantiza que del otro lado existan un dueño y una casa reales, con todos los papeles en regla, y que el contrato se haga sin trampas. Pero, si el contacto se hace por "dueño directo" y simplemente a través de avisos por Internet, conviene tener mucho cuidado y tomar precauciones. Las más básicas son leer las reseñas de otros usuarios en la plataforma (y desconfiar si no las hay), buscar al inmueble en Google Street View para ver si la fachada coincide con las fotos publicadas y pedir referencias del propietario.

4) No entregar montos de reserva excesivos, si el dueño exige cobrar varios meses antes del verano la mitad del alquiler o más, el inquilino tiene buenos motivos para sospechar que le están prometiendo cosas que se no cumplirán. "Un 30% del valor locativo total es más que suficiente (como reserva). El saldo se paga generalmente al tomar la posesión del inmueble y luego de verificar lo que figure en la reserva de los servicios y comodidades contratadas", indicó Fuentes.

5) Las condiciones, claras y por escrito, la especialista explicó que, al hacer la reserva, debería quedar siempre un comprobante de depósito o de transferencia o un recibo de pago, y un formulario de reserva en el que consten fechas, nombres de las partes (con domicilio, teléfono e correo electrónico), dirección del inmueble a alquilar, el monto y el detalle de los servicios y comodidades a recibir. A su vez, luego hay que firmar un contrato que debería incluir, con máxima precisión: -Todos los datos de las partes. -Fechas y horarios de check-in y check-out. -Qué incluye lo pagado y qué no, qué gastos de la casa corren por cuenta del dueño y cuáles asumirá el inquilino. -Lo pagado en la reserva, el saldo a cancelar y lo que se deposita como garantía por roturas o faltantes. "Es importante -cerró Fuentes- que la propiedad cuente con un inventario (de todo lo que hay en ella). Y en el caso que no exista, que quede registro en el contrato para evitar futuros reclamos."

Fuente: LPO

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS