lunes 18 de octubre de 2021 - Edición Nº855

Sector Inmobiliario | 28 sep 2021

Poca oferta y mucha demanda

En Rosario los departamentos tardan 20 días en alquilarse

Pese al “crecimiento significativo” en los precios, los inmuebles que ofrecen las inmobiliarias locales se ocupan en poco más de dos semanas. La escasez de oferta en el mercado rosarino y renovaciones con aumentos de hasta el 80% deja a los inquilinos con pocas alternativas


Los departamentos en Rosario permanecen vacíos no más de veinte días hasta que son alquilados nuevamente. Los más requeridos son los de uno y dos dormitorios, según indicaron desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la ciudad, quienes destacan que existe “un crecimiento significativo” en los valores a partir de la poca oferta disponible en el mercado. Mientras tanto, asociaciones de inquilinos denuncian que aquellos que finalizan su contrato están a merced de aumentos de hasta el 80% para continuar en el inmueble o de salir al mercado nuevamente.

Cada vez es menos habitual encontrar un cartel de alquiler en el balcón de un departamento o en la puerta de una casa, independientemente de la zona de la ciudad. Desde la sanción de la nueva Ley de Alquileres, y luego del congelamiento en los valores que tuvo vigencia durante casi un año, desde el sector inmobiliario manifiestan su descontento al considerar que su aplicación atenta contra las ganancias de los propietarios, y que por tal motivo la oferta su volcó casi en su totalidad a la venta de inmuebles.

Esta situación provocó que quienes necesitan mudarse hoy en día, tengan pocas opciones con una oferta que supera cómodamente los ingresos de las y los trabajadores. Según el último informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), en los últimos doce meses el precio de los departamentos rosarinos en alquiler aumentaron hasta un 76,5%, muy por encima del promedio inflacionario que hubo en ese período (51,4%).

En este contexto, las asociaciones de inquilinos locales consideran que debe existir una mayor presencia por parte del Estado nacional para garantizar la correcta aplicación de la ley de alquileres e incluso para añadir modificaciones. Sostienen que el índice de actualización debería evitar un desfasaje entre el aumento salarial y el valor de la renta mensual, y por otra parte insisten en que debe existir un tope para las renovaciones de contratos que hoy llegan hasta el 80% de aumento.

En medio de una situación económica atravesada por la incertidumbre, escasez de créditos hipotecarios o de financiación para acceder a una vivienda, el alquiler aparece como una de las pocas alternativas posibles. La creciente demanda, se choca contra un mercado que tiende a ofrecer cada vez menos. Según el sitio de clasificados inmobiliarios ZonaProp, en Argentina, los avisos nominados en pesos cayeron un 40%.

Poca oferta y mucha demanda

Desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (Cocir) reconocieron a este diario que en la ciudad hubo una fuerte disminución de alquileres en oferta y mucha gente tomó la decisión de vender su inmueble o sacarlo del mercado de alquileres. Ante este escenario, de poca oferta y creciente demanda, detallaron que las inmobiliarias demoran veinte días en alquilar un departamento que queda vacío tras la finalización de un contrato.

La información fue obtenida a partir del relevamiento de datos que hizo el Colegio a través de la página propia.com. Se trata de un sitio donde se ofertan propiedades de más de 2000 corredores  de la región.

Respecto a los datos correspondientes a los últimos meses, Andrés Gariboldi, presidente de la entidad, explicó: “La mayor demanda está centrada en unidades de una o dos dormitorios y estamos con crecimiento de valores muy significativos por lo poco que hay en plaza”.

Consideró que esta situación guarda relación con la implementación de la nueva Ley de Alquileres. En ese sentido, detalló: “Estamos hablando de contrato de tres años con una actualización anual. El valor locativo que se fijó en el mes de enero, termina siendo el equivalente al del mes número doce, con una inflación del 50%, en los meses de octubre y noviembre tenés el 50% de poder de compra.”

La mencionada Ley de Alquileres, promulgada en julio de 2020, establece contratos de locación por el término de tres años y estipula una fórmula de indexación basada en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

Valores en Rosario

El relevamiento de precios de alquileres elaborado por el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz en septiembre, indicó que alquilar un departamento monoambiente en Rosario aumentó un 52,6% en los últimos 12 meses.

Por su parte, la mediana de las ofertas analizadas aumentó 60% en los departamentos de dos ambientes y 76,5% en los de tres ambientes. En los tres casos, los valores superaron el 51,4% de inflación acumulada en los últimos doce meses que dio a conocer el Indec para el mes de agosto.

De acuerdo al informe, el precio promedio de los monoambientes ofertados durante septiembre en Rosario fue de 14.500 pesos, el de dos ambientes de 20.000 pesos y de tres ambientes de 30.000 pesos. La cantidad de departamentos ofertados durante el noveno mes de 2021 muestra una caída de 5,8% con respecto al mismo mes del año anterior.

Inquilinos piden corregir la Ley

La lectura de la Asociación de Inquilinos respecto a esta situación, tiene que ver con la necesidad de una mayor presencia del Estado nacional para garantizar el cumplimiento de la ley, e incluso consideran que la misma debería corregirse para evitar aumentos desproporcionados.

Un dato que aportan desde la entidad y que explica parte el conflicto que atraviesa el universo de inquilinos, es que actualmente, el 30% de la población rosarina alquila el departamento o la casa que habita, un porcentaje que duplica el registro de 2002.

Es decir que, no solo se achicó sustancialmente la oferta como reconocen desde el Colegio de Corredores y desde el Ceso, sino que además se duplicó la población que necesita un lugar donde vivir, pagando una renta mensual.

Desde la Asociación de Inquilinos recordaron los últimos días que durante julio el índice de actualización de contratos fue del 41%, en agosto del 44% y en septiembre del 47,7%. Con estos valores en aumento, sostienen que el incremento debería corregirse y estar más cercano a la evolución salarial.

Por otra parte, pidieron atender lo que sucede en las instancias de renovación de contratos, donde según indicaron, en muchos casos los aumentos son del 80% sobre al precio que pagaba anteriormente el inquilino.

Entre las agrupaciones de inquilinos, existe un importante rechazo hacia la gestión del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, a quien le reclaman algo más de rigor a la hora de hacer cumplir la nueva ley, e incluso lo acusan de mantener un diálogo más fluido con los sectores de desarrollo inmobiliario que con aquellos que defienden los intereses de los inquilinos.

Fuente: Elciudadanoweb

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS