domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº903

Negocios | 10 nov 2021

Cada vez más una alternativa

Invertir en Miami: por mejores rentas, los argentinos buscan más casas que departamenos

Se ha convertido en los últimos años en una ciudad que atrae a un selecto grupo de argentinos que busca invertir en real estate. Y puntualmente, fruto de la inestabilidad económica y política local, durante 2021 se han incremenado los interesados que analizan oportunidades en la península de la Florida


Eduardo Pérez Orive, titular de Pérez Orive Group, afirma que con USD200.00 se puede adquirir una propiedad en Miami “que permita obtener una rentabilidad más que aceptable y buenas expectativas de capitalización”.

Sin embargo, aclara que “la mejor rentabilidad se encuentra en las casas, ya que no tienen expensas, gasto que representa un impacto en la rentabilidad que hace que la inversión no alcance el retorno esperado. Hoy en una casa puede esperarse una renta del 5% al 7% anual, mientras que en un condominio puede fijarse en una franja del 2% al 4%”.

Por su parte, Virgilio Raiden, CEO de Globup, confirma que “las rentabilidades netas en Miami van del 3% al 6% o 7%”. “Es importante resaltar la palabra ‘neta’, que es la rentabilidad después de pagar la administración del alquiler, el seguro de la propiedad, el impuesto inmobiliario y las expensas, si es que existen, ya que en Estados Unidos las paga el propietario”, agrega.

Raiden sostiene que “los argentinos buscan generalmente unidades que puedan alquilar y usar cuando visitan la ciudad. Muchos proyectos ofrecen la posibilidad de alquilar las unidades temporalmente a través de plataformas como Airbnb, lo que permite alcanzar una mayor rentabilidad de la inversión”.

Por su parte, Maximilien Dupuis, director de Soldati/ Fortune, afirma que “el inversor argentino busca identificar aquellos productos que le permitan generar caja en dólares y, a su vez, dejar sus activos resguardados en una economía sólida y jurídicamente confiable”.

Los entendidos explican que algunas zonas se encuentran saturadas y otras aún tienen tierra para expandirse e incluso cambiar la zonificación. “En general, el sur de Miami es la zona que muestra un desarrollo marcado de nuevas construcciones (casas, fundamentalmente), pero eso no quita que sigan construyéndose condominios en el Downtown, en Brickell y en la playa”, indica Pérez Orive.

En este aspecto hay bastante consenso entre los referentes consultados. “La zona del Downtown está generando mucho interés en el inversor argentino con el lanzamiento de una serie de proyectos (54 District) que tienden a recalificar una zona que había quedado atrás, entre Brickell Avenue y el ART/Design District”, sostiene Dupuis. Además, menciona la ciudad de Pompano Beach, a 50 minutos de Miami.

“Otro claro ejemplo de recalificación, en donde el flujo migratorio del norte de Estados Unidos generó una clara demanda habitacional, abriendo nuevas perspectivas en zonas que no necesariamente son las clásicas de Miami Beach y alrededores, generando así nuevas alternativas de inversión que antes no estaban en el radar del inversor argentino”.

Fuente: BAE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS