lunes 24 de enero de 2022 - Edición Nº953

Sector Inmobiliario | 29 dic 2021

Mercado locatario

Alquileres: a la espera de una nueva ley, cómo arrancará el 2022 y cuánto aumentarán las renovaciones

El Gobierno dijo que pensaba derogar la ley de Alquileres que propone contratos a tres años y un ajuste según un índice que mezcla la evolución de la inflación y de los salarios.


A pesar de los anuncios oficiales sobre su posible derogación, la conflictiva ley de alquileres que rige desde julio del año pasado, sigue vigente. Mientras tanto, el sector inmobiliario sigue moviendo sus hilos con politicos y legisladores para acelerar los cambios pretendidos; las inmobiliarias siguen haciendo las renovaciones de los contratos a tres años y en muchos casos, inquilinos y propietarios pactan otras condiciones, aún de manera informal, reconocen en el sector.

"Lo legal, cuando llega un inquilino a una inmobiliaria con el deseo de alquilar o renovar su contrato es hacerlo bajo el reglamento de la ley actual que es la que rige, explica Marta Liotto, presidenta del Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios (CUCICBA). Si bien “algunas personas, (casos esporádicos, pero hay) acuerdan entre las partes informalmente, casi de palabra, sin la presencia ni participación del inmobiliario”, señala.

Pero desde las inmobiliarias lo que se sugiere es hacer un contrato nuevo (si se trata de una renovación) porque “hasta ahora, los cambios, son todas manifestaciones de buenas intenciones”, dice.

Por ejemplo, quien comenzó su contrato el 28 de diciembre del 2020 a un valor de $30.000, verá incrementado su alquiler un 52,68% ($45.804), según la aplicación del índice de Contratos del Alquiler del Banco Central.

Según el broker Oscar Puebla, “es un momento dificil porque estar entre una ley y otra nos deja sin un rumbo fijo pero no hay otra forma de manejarlo. La gente debe saber que la ley de locación está vigente", reafirma.

De todas maneras, "mucha gente está haciendo contratos de buena fe con renovación con cada seis meses", cuenta en "off" otro empresario del sector. "Es preferible tener la propiedad alquilada para cubrir gastos y expensas y tirar la negociación hacia adelante un año y que sea el mercado el que rija el valor del alquiler y no la inflación", opinó. "La inflación es inversamente proporcional a la demanda: las propiedades se manejan por el costo generado por el mercado”, enfatizó.

En el último año, el alquiler de un departamento de 2 ambientes en la Capital Federal, aumentó un 57%; 68% en el Gran Buenos Aires y 69% en el interior del país, según los datos de Reporte Inmobiliario. Según el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), la mediana de las ofertas de departamentos de dos ambientes es de $38.000 y de los de tres ambientes $60.000

“A pesar de que resulta de opinion casi unánime que la nueva ley de alquileres no solo no resolvió sino que complico aun mas el mercado locativo residencial esta es la unica legislación vigente y a ella tienen que atenerse tanto inquilinos como propietarios”, señala José Rozados, analista de Reporte Inmobiliario.

“Precisamente es imprescindible llevar certidumbre y confianza para evitar que a partir de iniciativas y declaraciones el mercado se paralice y los propietarios prefieran esperar a firmar nuevos contratos ya que eso perjudica mas que a nadie al inquilino".

"En ese sentido es imprescindible que cualquier iniciativa política o legislativa sea de aplicación inmediata o bien que despeje incertidumbres y reafirme la ley actual”. En mi opinion lo ideal seria derogarla y que el Código Civil y comercial sea el que vuelva a estar en vigencia o sino implementar proyectos rápidamente que resuelvan las distorsiones fundamentales ya que pretender englobar en una ley todas las situaciones que se dan en un mercado tan atomizado como el de alquileres de viviendas en Argentina seria imposible”, señala.

Entre las iniciativas del sector inmobiliario para cambiar las reglas vigentes, Liotto cuenta que el pasado 22 de diciembre pidió una reunión al Ministro de Vivienda y Hábitat, Jorge Ferraresi para informarle la posición de CUCICBA respecto de la reforma a la ley de alquileres.

"Además continuamos los contactos con diputados del oficialismo y la oposición para explicar los alcances de los cambios que contiene el proyecto presentado por el diputado Alvaro González (Juntos por el Cambio, CABA). La propuesta incluye volver a contratos de dos años y actualizarlos según acuerdos entre las partes. También le pedimos a las autoridades de la Cámara Baja que contemple un pronto tratamiento.

Según la dirigente, "las expectativa de estos cambios legislativos que no se concretan produjo más daño. Varios propietarios ante la posibilidad de las modificaciones prefieren esperar la nueva ley. Y entonces se produce una informalidad mayor, como acuerdos entre inquilinos y propietarios. Todo esto no es bueno para nadie", señaló.

Además de clarificar el mercado con una nueva ley de alquileres que permite el libre pacto de contratos entre locadores y locatarios, el empresario inmobiliario Daniel Zampone alude a la necesidad de establecer reglas claras.

"Por un lado para que la ley beneficie a las dos partes: inquilinos y propietarios. Y también para seducir a inversores, los que, de otro modo, terminan inviertendo en el mercado inmobiliario de Uruguay, Paraguay, Miami o Detroit. Según su visión, los estímulos a la inversión, como los créditos y la seguridad jurídica van a ayudar a equilibrar un mercado que, tras la sanción de la ley de alquileres (diseñadada por Daniel Lipovetzky, entonces legislador del PRO y actual diputado provincial por la Provincia de Buenos Aires), los alquileres se encarecieron un 60% y la oferta se achicó en un 20%".

El Índice para Contratos de Locación que publica diariamente el BCRA muestra un incremento interanual de 51,4% al primer día hábil de diciembre.

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS