jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº1159

Sector Inmobiliario | 29 dic 2021

Economía inmobiliaria

Qué hay que saber y cómo funcionan las garantías para alquilar locales comerciales

La herramienta asegura los pagos del inquilino en caso de no afrontarlos y le da tranquilidad al propietario. Su costo es del 3% sobre el valor del contrato locativo


En las últimas semanas, aún con el alza de los casos positivos de COVID-19, en distintos puntos de Buenos Aires se mantuvo el ritmo de apertura de nuevos negocios con el fin de abastecer la demanda que siempre crece en época de Fiestas de Fin de Año.

Esta situación potenció el auge del uso de garantías de alquiler. Tendencia que se propagó y que antes estaba más vinculada con el mercado residencial del Real Estate, que con el comercial o corporativo, porque también hay oficinas que también las solicitan.

“Estamos viendo una reactivación en el mercado de alquileres. Tenemos muchos pedidos de garantías en el corredor Del Libertador, desde Belgrano y Núñez hasta la zona norte del Gran Buenos Aires, para oficinas. En locales dentro de Capital, de la zona que más estamos recibiendo consultas es Palermo. Y fuera de Capital: Pilar, Nordelta y Mar del Plata, probablemente por la temporada alta”, detalló Pablo González, CEO de Hoggax, empresa que opera en el sector.

En este caso, las también llamadas garantías de fianza son una opción a la hora de alquilar un inmueble, ya que, ante algún incumplimiento del locatario responden de manera automática, satisfaciendo las necesidades del locador, brindándole tranquilidad. Además, le resuelve el inconveniente a perfiles de inquilinos solventes que no tienen la posibilidad de contar con una propiedad en garantía.

Martín Rosa, martillero de Braulio Inmuebles, destacó lo siguiente: “Desde que se realizó la apertura total sin tantas restricciones, los locales comerciales y oficinas están volviendo a la normalidad. Decenas de espacios se están volviendo a ocupar”.

Cómo funcionan

Los requisitos para obtener una garantía son simples según informan desde el sector. Si es una persona física con fines comerciales, se solicita el CUIT y tipo y demostración de ingresos; en caso de ser empresa, se necesita el estatuto social, documentación que acredite las facultades de representación del solicitante y el DNI del firmante.

Las garantías privadas de alquiler se realizan a través del instrumento de fianza tal como está explicitado en el artículo N° 13 de la Ley de Alquileres. González, aclaró, que “la empresa toma la responsabilidad de garantizar al inquilino y si hubiera un incumplimiento por su parte, cumplimos con los pagos al propietario hasta la resolución del conflicto. La garantía es un servicio para los inquilinos que cuentan con un excelente perfil, pero no tienen o no quieren comprometer a terceros pidiéndoles que sean garantes con una propiedad a la hora de alquilar.

Desde el sector informan que para los propietarios es una tranquilidad saber que tienen un inquilino que fue evaluado profesionalmente y, por otro lado, ante un incumplimiento contar con el dinero del contrato mes a mes desde el primer reclamo y el asesoramiento y la gestión eficiente del conflicto sin costos.

Diferencia con las garantías de viviendas

La principal diferencia corresponde al perfil y análisis que se realiza sobre los inquilinos que habitualmente en alquileres comerciales son empresas o inclusive emprendedores que están lanzando su proyecto.

La documentación que se solicita cambia en base los diferentes perfiles tanto para la comprobación de ingresos como en la acreditación de la personería.

Los contratos comerciales suelen tener más particularidades que los de vivienda en cuanto a los plazos, las formas de pago o algunas cláusulas especiales que acuerdan entre las partes respecto a cada inmueble y la garantía se adapta a medida para cada caso.

En cuanto a la seguridad para el propietario, la garantía para alquileres comerciales no cambia en nada en cuanto al respaldo recibido y los conceptos que se cubren en comparación a una garantía para vivienda.

Costos

Un precio de referencia de una garantía para alquileres comerciales representa alrededor del 3% sobre el valor del contrato, pero el precio varía dependiendo de algunos factores como las expensas y servicios cubiertos, el plazo, el ajuste semestral, la moneda y la forma de pago que elija el solicitante.

En un ejemplo práctico. Por una locación que mensualmente se abonan $ 100.000 y expensas iniciales de $ 25.000, con una extensión del contrato por 3 años y ajustado por el Índice del Banco Central, el precio de la garantía costará por única vez: $ 173.025 + IVA.

“Un aspecto importante que debe mirar el propietario es qué le cubre la garantía que le presenta su inquilino; muchos seguros de caución son baratos porque tienen topes en la cobertura y menor agilidad en la respuesta ante un reclamo”, dijo González.

Nuevos protagonistas y exigencias

Según los especialistas, los alquileres comerciales tienen una dinámica distinta a los residenciales, y se encuentran en permanente rotación y reubicación.

“Nos enfrentamos a un notable cambio de tendencias. Tras la pandemia hubo aperturas de nuevos negocios, con propuestas innovadoras en gastronómica, decoración, belleza y showrooms de todo tipo, especialmente en el barrio de Palermo”, señaló Marta Quiroga, de ONE Brokers.

En cuanto a las oficinas, los rubros fintech y salud motorizan la demanda.

Quiroga añadió que crecieron las búsquedas para instalarse en locales comerciales y oficinas, las empresas de programación, software, finanzas y nuevas formas de inversión como las criptomonedas. “También hay mucha rotación en los profesionales de la salud como odontólogos y kinesiólogos, que se están mudando a espacios más amplios y necesitan adaptarse a las nuevas exigencias del sector”.

La búsqueda de mayor superficie es un fenómeno que también se ve en el mercado de alquileres residenciales y de oficinas.

La implementación del trabajo remoto y las nuevas herramientas que se incorporaron “dieron lugar a cambios en las estructuras de las empresas, algunas porque necesitan más espacio y confort para reincorporar al personal y otras porque el adaptarse con la dinámica del home office debieron replantear las necesidades”, añadió Quiroga.

Advierten que hay una creciente demanda por parte de empresas de Marketing Digital, un servicio que avanzó mucho durante la pandemia.

En cuanto a las zonas, Palermo Hollywood suele ser muy demandada y la búsqueda se está ampliando a barrios aledaños como Chacarita y Colegiales. También Saavedra está en pleno auge de crecimiento.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS