lunes 24 de enero de 2022 - Edición Nº953

Sector Inmobiliario | 13 ene 2022

Puro lujo

Cómo es la megamansión de 9.800 metros cuadrados cotizada en $295 millones que será subastada en Los Ángeles

De acuerdo al precio de venta, podría transformarse en la casa más cara de los EEUU. Tiene 21 habitaciones, 42 baños, un cine, un club nocturno, pista de bowling y muchos cosas más


Una megamansión de Los Ángeles, que se cree es la casa más grande de los Estados Unidos, saldrá a la venta el mes que viene por un monto que se estima en USD 295 millones. “The One Bel Air”, como se conoce a la propiedad ubicada en el barrio Bel Air, lleva 10 años en construcción y es resultado de un proyecto fallido. El inversor detrás de su creación planeaba venderla en USD 500 millones, pero el desarrollo estuvo plagado de problemas y deudas que fuerzan a ponerla en el mercado.

Oficialmente, la despampanante propiedad salió a la venta el 7 de enero pasado. El plan es subastarla entre los días 7 y 10 de febrero próximo y el valor que se le asigna es estimativo.

The One procede del productor de cine convertido en promotor inmobiliario Nile Niami, buscaba convertirse en una de las casas más caras del mundo.

Cuenta con 21 dormitorios y 42 baños. También cuenta con comodidades como una bodega para 10.000 botellas, un garaje para 30 coches, una sala de cine para 40 personas, un club nocturno privado, un campo de golf, una pista de bowling y mucho más.

Son pocas propiedades en el mundo que se han vendido por encima de ese precio, sobre todo si se limita la lista a viviendas. A modo de ejemplos se pueden mencionar el Chateau Louis XIV en Francia, el penthouse de la Belle Epoque en Mónaco y la finca Pollock’s Path en Hong Kong, según datos de Christie’s Real Estate.

The One es una ocasión difícil de repetir. Desde la autorización para su construcción a la actualidad, la ciudad de Los Ángeles aprobó nuevas normativas que limitan el tamaño de las viviendas unifamiliares, para reducir el número de las llamadas megamansiones que se desarrollan en la zona.

La propiedad recientemente terminada nunca ha estado en el mercado, pero si se vende, sus propietarios dispondrán de servicios que incluyen un salón de belleza, un spa, una terraza de 900 metros cuadrados, una pista de atletismo privada, además de las excentricidades ya mencionadas. Si la sensación de fortaleza necesitara algún extra, incluso hay una fosa: una piscina infinita que se extiende alrededor de tres lados de la residencia.

El dormitorio principal, de 510 metros cuadrados, duplica el tamaño de una casa media en Estados Unidos.

Hay más, el alojamiento para huéspedes con tres dormitorios propios, tiene su propio acceso y toda clase de comodidades.

Pero ser dueño de The One puede significar un peso financiero importante, aún más allá del precio de la compra.

La propiedad ni siquiera está terminada. A The One le faltan todavía unos 12 meses de trabajo -un millón de dólares- para su finalización, después de que el promotor dejara de pagar unos préstamos que se cree que superan los 165 millones de dólares.

Si la venta se aproxima al precio revisado en marzo, será la casa más cara vendida en una subasta y probablemente establecerá un nuevo récord de compra de vivienda en EEUU, eclipsando el del magnate de los fondos de cobertura Ken Griffin, que compró un penthouse en Nueva York por 238 millones de dólares en 2019.

Un interesado en la subasta tendrá que poner un depósito inmediato de 250.000 libras para poder participar. También habrá una prima del comprador que se pagará directamente a la casa de subastas, por lo que si la casa The One se vendiera por el precio orientativo, habría que pagar inmediatamente USD 35,4 millones adicionales.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS