jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº1159

Sector Inmobiliario | 8 abr 2022

Alquileres por las nubes

Con subas de hasta 75% en CABA, cuál es el nuevo piso para acceder a una vivienda

Un informe privado reveló qué tipologías registraron un ascenso veloz en los valores


En momentos en que el mercado locativo está en medio de la polémica y discusiones legislativas por la posible modificación o derogación de Ley de Alquileres N° 27.551, el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) a través de su relevamiento confirmó que los departamentos de 2 ambientes y de 3 ambientes en Buenos Aires registraron una suba interanual de 60,7% y de 75%, respectivamente, muy por encima de la inflación que supera el 52% en doce meses.

También el análisis determinó que los monoambientes, las unidades más pequeñas de la ciudad, aumentaron un 58,3%, y en todos los casos se ha dificultado el acceso de los golpeados bolsillos de mucha gente.

De acuerdo con la información brindada por el CESO, no se consiguen en este momento alquileres por menos de $38.000, que es la valuación de la que parten los monoambientes. El Salario Mínimo Vital y Móvil que es de $33.000 cubre el 86,8% de un alquiler. Si bien esta relación había mejorado durante el segundo semestre de 2021, este primer trimestre del año muestra una caída.

En cuanto a la oferta de departamentos de dos ambientes es de $45.000 y de los de tres ambientes $70.000. En cada categoría, los precios varían en función de otras características propias (tales como antigüedad, si posee cochera, amenities, entre otros detalles) y de su entorno (infraestructura, disponibilidad de transporte, cercanía a centros comerciales entre otras).

Nicolás Pertierra, economista jefe del CESO, dijo que al relevar a cuánto se publican los inmuebles en locación advirtieron que muchos propietarios han buscado cubrirse y mejorar la relación entre rentabilidad y precio del inmueble. “De esa manera y previendo ciertos ajustes que superen la inflación trataron de recomponer un precio real de las cotizaciones locativas”, destacó.

En Buenos Aires los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujándoles hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad. Esto motivó la creación del presente informe mensual, el cual refleja la evolución de los alquileres en la ciudad.

Los valores que informó el CESO no incluyen expensas, las cuales alcanzan en promedio el 18% del costo de alquiler.

Si bien alquilar puede implicar problemas a la hora de obtener garantías o pagar las comisiones, el costo del alquiler es la primera -y en muchos casos la mayor- barrera de ingreso.

Cómo solucionar este panorama complejo

Los aumentos con respecto a febrero 2022 fueron de 8,6% en los monoambientes, 12,5% para los de 2 ambientes y 8,9% en los de 3 ambientes.

Está en discusión cómo solucionar el problema. “Una posibilidad es volcar más unidades a la oferta. Sobre todo en Buenos Aires donde en los últimos 20 años hubo mucha construcción de inmuebles y se mantiene la misma población, pero muchas de las unidades a estrenar se edificaron para atraer al ahorro y refugio de inversión. Faltan obras que se construyan para que sólo sean parte de la oferta locativa”, amplió Pertierra.

En estas últimas semanas hubo presentaciones de diputados de distintos arcos políticos que propulsan distintas opciones para tratar de ir en busca de una opción que favorezca al segmento, en algunas se mantienen (sobre todo del lado oficialista) que los contratos duren 3 años y ajustes anuales, además de crear un impuesto a la vivienda vacía o topes en los precios, y del lado opositor (Juntos por el Cambio) de retrotraer la ley y volver a dos años con ajustes semestrales, además de impulsar mecanismos que quiten presión impositiva para construir como activar desalojos más ágiles para que esos inmuebles vuelvan rápidamente a ofrecerse en alquiler. Todo se debatirá primero en comisión legislativa y por varias semanas.

Mariano García Malbrán, director ejecutivo de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) y presidente de Keymex Argentina, dijo: “Aunque se mejore la actual ley, estos cambios no creo que impacten inmediatamente y de manera favorable en la oferta de inmuebles. Se estima que hay un 30% de propietarios que ante la escasa rentabilidad y distorsiones generadas por la normativa decidieron no volver a rentar sus propiedades”.

Desde el sector no creen que haya una mejora sustancial y que para que se revierta la situación deben aplicarse cambios profundos para paliar el déficit habitacional de nuestro país.

“Dentro de las propuestas que existen y que sobre todo se han presentado a través de cámaras sectoriales está la alternativa que se construyan edificios para alquilar. Siendo ideal para quienes emprendan esas viviendas que accedan a beneficios fiscales, de tasas, entre otros. También sería acertado que haya ventajas impositivas para los dueños que ofrezcan sus propiedades”, amplió García Malbrán.

Por otro lado, en ciudades con presencia de universidades (Rosario, Córdoba y La Plata) aumentaron mucho los monoambientes o los departamentos de 2 ambientes, y por el regreso presencial a las clases casi se agotó la oferta de unidades de menores metrajes. En Buenos Aires los precios que registraron mucha suba interanual son los de 3 y 4 ambientes, con más del 75% en muchos casos.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS