miércoles 25 de mayo de 2022 - Edición Nº1074

Construcción | 2 may 2022

Propiedades

Flexibles y modulares: cómo son y cuánto cuestan los muebles que son tendencia y marcan la innovación en el hogar

Las parejas jóvenes sin hijos y los solos prefieren residir en unidades de hasta 2 ambientes. Crece el interés por el mobiliario funcional. De qué se trata


Las preferencias de la demanda de inmuebles fueron cambiando con el correr de los años y el mobiliario que forma parte del hogar no es cómo el de antaño, cuando aquellos objetos de “la abuela” eran protagonistas, porque perduraron por décadas. El ritmo agitado de la vida moderna hizo mutar los gustos: parejas jóvenes y solos prefieren residir en propiedades de dos ambientes y decorarlas con muebles flexibles y modulares.

Sobre los muebles, dentro de las nuevas iniciativas, fuentes del mercado inmobiliario sostienen que por costo-beneficios, quien opta por comprar un departamento para inversión o como primera vivienda elige los de 1 o 2 ambientes y que oscilen en valores inferiores a USD 100.000, ubicados en barrios como Villa Urquiza, Saavedra, Palermo, Chacarita, Núñez, Parque Patricios, Villa Crespo, entre otros. También crece el interés por los departamentos amoblados que se entregan llave en mano.

“Entre ellos hay un proyecto sobre la avenida Olazábal, con unidades que parten desde 25 metros cuadrados y amenities. Algo inusual en Belgrano, pero que tienta a los más jóvenes. Además de ofrecer pagos en cuotas y en pesos propone adquirirlos con amoblamiento flexible desde USD 53.000 para que el propietario no tenga que ocuparse nada más que de llevarse la ropa y algunos utensilios como vasijas y para decorar si lo cree conveniente”, detalló Esteban Sucari director de Einversiones.ar.

La crisis y los altos valores de las propiedades medidos en pesos obligan a muchos desarrolladores a adaptarse a esta tendencia. Y con ella surgieron nuevos servicios pensados para abastecer de comodidad a este mercado que debió aggionarse.

Los jóvenes, según expertos del mercado, hoy no valoran espacios tan amplios para ellos, como si prefieren lugares comunes donde compartir y vivir experiencias.

Sucari, amplió que los mobiliarios flexibles se convirtieron en un servicio que contribuye a vivir en un departamento chico sea algo cómodo. “Esta opción en muebles ayuda a hacer que el propietario pueda tener su departamento preparado para la actividad que hará en cada momento del día. Se le da una configuración distinta si va a dormir, que si va a cenar, o a trabajar”.

Dentro de las preferencias, muchas personas no necesitan un dormitorio y un living si en pocos minutos pueden transformar uno ambiente en otro, según la necesidad de cada momento.

En varios de los desarrollos que se comercializan esta condición se está convirtiendo en habitual. Ocurre en Colegiales, en un edificio sobre la Avenida Lacroze, con unidades de más de 30 m2 y que parten desde los USD 52.000 y en Almagro, sobre la Avenida Rivadavia al 4000, con departamentos desde 28 m2 cotizados desde USD 45.000 y planes de financiación entre 18 y 36 meses ajustados por el Índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).

Desde que llegó la pandemia en varias de las nuevas propuestas se anexó un área de coworking, alguna oficina privada para recibir clientes, gimnasio y no pueden faltar piscina y sector de parrilla.

División de los muebles

Fontenla a través de FC Hogar & Deco presentó la línea “Juntos o Solos”, una colección de muebles funcionales y que pueden dividirse si una pareja o familia se separa y pueden “partirse” para iniciar una nueva etapa luego de una ruptura.

Federico Fontenla, director general de la empresa homónima, dijo que “hoy la mayoría de los jóvenes optan por vivir con amigos, hermanos, o pareja. Igual la idea surgió luego de la cuarentena estricta porque había disputas por la división de los bienes que obtuvieron juntos en caso de desvinculación, entre ellos, los muebles del hogar compartido. El mobiliario fue concebido como una unidad pero se pueden dividir en dos, manteniendo la estética y utilidad inicial, facilitando así la separación o divorcio”. Se componen de sofás, mesas, alfombras, biblioteca o cuadros, entre otras piezas. Qué también pueden emplearse si alguien se muda a un micro departamento optimizando el metraje al máximo. Incluso pueden aprovecharlo los que alquilen por primera vez lejos de sus padres o los estudiantes universitarios que generalmente habitan en inmuebles de poca superficie cubierta.

“Pensamos en cómo ayudar y que los muebles sean funcionales y no un problema. Por ejemplo, al desdoblar el sofá se le agregan apoya brazos que pueden colocarse al dividirlo, o dos mesas unidas en el centro pero que pueden separarse y de hecho hasta una biblioteca que puede desprenderse y quedar en dos partes. Las sillas no se pueden dividir lógicamente, la sugerencia es comprar de a pares, de 4, 6 u 8, para que ahí si puedan distribuirse si la pareja se divorcia o dos amigos se mudan a distintas viviendas”, amplió Fontenla.

Los precios de estos muebles parten desde $40.000, en el caso de una mesa; $8.000 los cuadros; y $230.000 un sofá.

Otra tendencia es que los muebles de hoy sean livianos, por lo general hechos en maderas laqueadas o hierros, pero que sean fáciles de transportar, aún dentro del mismo ambiente.

Baños y toilette

Expertos recomiendan que el mobiliario ideal para el baño sea multifuncional e inteligente con bastante espacio de guardado y de fácil mantenimiento, de diferentes texturas y materiales.

“Los jóvenes buscan relajación, personalización, inmediatez y adaptar los muebles al espacio que tienen: los que no cuentan con muchos metros, eligen mobiliario suspendido que ofrece mayor espacio de guardado. En los baños que se comparten, nada mejor que contar con doble bacha y cajones o puertas donde guardar los objetos. Los espejos con luces LED integradas son los aliados perfectos y además de funcionales multiplican el espacio”, dijo Clara Mazzei, gerente de marketing de Zedra.

También en los últimos tiempos se observó el replanteo de incorporar muebles y objetos relevantes que sean prácticos, de calidad y diseño sostenible.

Los muebles combinan materiales provenientes de fuentes renovables como la madera y melaminas en acabado madera y oposiciones laqueadas que aportan calidez. En cuanto a la mesada las superficies se hacen de minerales con estética de piedras naturales. Tratan de combinar de sumar tecnología y artesanía, para garantizar una terminación de alta calidad.

Se destacan las texturas terrosas, colores neutros, evocando naturaleza y bienestar para dar un marco único en el baño o toilette.

“Las colecciones que incluyen vanitorys, muebles bajo mesadas, estantes, accesorios de pared, organizadores para toallas y ropa oscilan entre $116.000 y $300.000”, concluyó Mazzei.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS