sábado 24 de septiembre de 2022 - Edición Nº1196

Construcción | 25 ago 2022

Economía

Prórroga del blanqueo en la construcción: expectativas, alcances y qué tipos de obra podrían captar mayor interés

La primera etapa del mecanismo ofrece pagar menos alícuotas y se ofrecen plazos más extensos de inscripción. Cuáles son los segmentos en que se esperan mayores inversiones


Después de que el Senado nacional aprobó en la semana la prórroga de la vigencia del blanqueo de capitales a través de la Ley 27.613 de “Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda”, para dinamizar el sector de la construcción, hay expectativas favorables en el segmento y cálculos de que podrían llegar a declararse entre USD 4.000 y USD 5.000 millones en obras de viviendas y oficinas que actualmente tienen menos del 50% de ejecución.

En 2021, entre que se aprobó y se instrumentó, la ley no surtió mucho efecto, pero ahora hay mayor confianza. La prórroga era una medida muy esperada. La ley ahora establece que la declaración de tenencia de moneda extranjera y/o nacional con destino a la construcción se podrá realizar desde la entrada en vigencia de la norma y hasta transcurrido el plazo de 90 días corridos pagando una alícuota de 5 por ciento. “Servirá para todo tipo de emprendimientos y seguro que tendrá mejores resultados que el anterior porque durará mayor plazo y eso es clave para una inversión inmobiliaria, que siempre lleva tiempo”, destacó Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU).

Ese impuesto especial sobre el monto a blanquear se eleva al 10% cuando el pedido se realice entre los 90 y los 180 días corridos desde la vigencia de la ley. Desde el día siguiente y hasta transcurridos los 360 días, la alícuota será del 20 por ciento.

El régimen plantea beneficios, especialmente en materia impositiva. El monto por blanquear queda eximido del Impuesto a los Bienes Personales algo que ya estaba previsto en la ley anterior y se decidió mantener. Esta exención rige para el “valor de las inversiones en proyectos de inversión realizadas y desarrolladas, directamente o a través de terceros”, resalta la normativa.

Carlos Spina, presidente de la Asociación Empresarios de la Vivienda (AEV), comentó que “habrá que ver la normativa por si se reabre la Registración de proyectos inmobiliarios (REPI) o no. A nivel expectativas no parece ser el mejor momento, pero es cierto que es atractivo para muchos, brecha del tipo de cambio mediante. En la medida que se reabra el registro y funcione de manera simple la parte operativa estaremos seguro en un nivel interesante de operaciones”.

Qué tipo de proyectos podrían llegar a tener más éxito

Todas las voces consultadas indicaron que el Blanqueo podrá derramar en todas las obras del mercado inmobiliario. Aunque estiman que podrían tener mejor resultado las residenciales que las corporativas por ahora.

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), puntualizó que “ahora hay mejores perspectivas para que la gente destine dinero no declarado en los ladrillos. Aparte hay que entender que el ladrillo siempre es el mejor refugio de la inversión. Hoy la ventana para blanquear es importante porque hay más plazos y buenos atributos para quien decida hacerlo, además será inversor de una industria que motoriza la economía y que posibilitará que pueda acceder a una o más viviendas u oficinas, según donde vuelque su dinero”.

Del blanqueo de 2021 sólo se estima que se declararon USD 200 millones y duró 120 días.

“El blanqueo anterior fue muy chico y no se llegaron a percibir los beneficios en el mercado. Pero las obras que entraron fueron recibiendo los fondos por lo que sabemos”, añadió Tabakman.

Muchos esperan que gran parte de las viviendas que se construyan a partir del blanqueo y se inaugurarían entre fin de 2023 y principios de 2024, siempre y cuando todo funcione aceitadamente y puedan pasar a formar parte de la oferta de alquileres, un mercado poco ofertado en estos momentos.

“Y esta problemática no sólo sucede en Buenos Aires, pasa en todas las grandes ciudades de nuestro país. En el interior incluso con más fuerza se aprecia que cada vez hay más inmuebles en venta que en locación. Hay localidades que en la zona céntrica tienen oferta cero: no hay inmuebles, algo que nunca ocurrió. Desde que entró en vigencia la nueva Ley de Alquileres se estima que en el interior se retiraron más de 150.000 inmuebles que antes sus dueños los destinaban al alquiler y ahora los pusieron en venta”, sostuvo una fuente de una inmobiliaria de Rosario.

Igual estiman que hay que potenciar obras donde se ofrecen departamentos o viviendas de más de 3 o 4 ambientes, otro tipo de inmueble que no abunda en buenas ubicaciones. Y si bien hay obras iniciadas y planos presentados en varios casos pueden adaptarse porque algunas que aplican hoy para el blanqueo dan sus primeros pasos edilicios.

Weiss señaló que “igual esperamos que toda la industria pueda fortalecerse. Es una gran oportunidad este blanqueo porque los anteriores no fueron focalizados en la construcción, y en este caso habrá más desarrollo y más empleo en todo el país”.

El Blanqueo está planteado en el rubro privado, en este caso las obras públicas de viviendas no están comprendidas, y desde el segmento creen que otros tipos de inmuebles que pueden atraer a los inversores son los que se construyan en zonas donde el turismo es fuerte como Mar del Plata, Bariloche, Córdoba, Salta, Mendoza, Entre Ríos, entre otras ciudades y provincias.

Un experto, concluyó: “Además de ofrecer una oportunidad a quienes disponen de ahorros no declarados y que puedan destinarlos en el ladrillo es una ocasión para potenciar un sector que mueve decenas de industrias como vidrio, hierro, cemento, pisos, sanitarios, aberturas, entre otras”.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS