sábado 24 de septiembre de 2022 - Edición Nº1196

Sector Inmobiliario | 13 sep 2022

Tendencia

El potencial del Paseo del Bajo para el mercado inmobiliario

Tras inversiones públicas y el anuncio de nuevas mejoras, hay varios proyectos en marcha que atraen a inversiones.


A partir de obras de infraestructura como el Metrobus del Bajo, el Paseo del Bajo y la renovación del Parque del Bajo (que demandaron más de US$ 650 millones), la zona vuelve a llamar la atención en el mercado inmobiliario. Inversores, más aún luego de que los precios de las propiedades hayan tocado piso.

“Es la zona con mayor potencial en la Ciudad de Buenos Aires”, resume Leonardo Rodríguez Nader, CEO y cofundador de CMNV Comunidad de Inversión, desarrolladora que está construyendo Astillero Catalinas Sur. Ese edificio, ubicado sobre la calle Azopardo 1337, cuenta con más 20 mil m2 de espacios de usos mixtos, unidades de 25 a 140 m2, 350 cocheras y tres locales.

“Siempre creímos en la zona”, asegura Carlos Spina, director de Argencons, que también apuesta allí. Quartier del Bajo cuenta con dos torres de 36 pisos y 800 unidades, con amenities en los dos últimos pisos con vistas al río y la ciudad. Hasta el momento lleva vendida en su totalidad la primera torre y la restante se lanzará a la venta durante el segundo semestre de este año.

“Sabíamos que cuando la UCA estuviera en la vereda de enfrente, sin el tránsito pesado y los estacionamientos, el vínculo entre la Ciudad y Puerto Madero iba a ser mucho más fluido y recíproco. El Paseo del Bajo estaba llamado a cambiarlo todo y evidentemente así fue”, agrega el directivo.

Nuevas inversiones

Sin dudas, las obras de infraestructura fortalecieron el vínculo entre la Ciudad y el río, además de poner al Bajo y a Puerto Madero nuevamente dentro del radar de los inversores.

La ubicación es clave. “Permite apuntar a un público amplio, con tickets de entrada más accesibles e incluso mejorando la conectividad con la trama urbana. Los habitantes gozarán las ventajas de la cercanía”, dice Gonzalo de la Serna, CEO Consultatio, que está construyendo el edificio Huergo 475.

El proyecto posee 1.500 m2 de amenities y 2.800 m2 de plaza, con una torre residencial de 38 pisos con studios y lofts de uno a tres ambientes.

Inversiones y precios “La zona se está posicionando de manera excepcional para la renta temporaria, que permite a los inversores asegurar un ingreso en dólares en un mercado pesificado”, señala Rodríguez Nader, quien explica que hace 20 años que la Ciudad no genera nueva oferta hotelera y que se necesitan plazas de alojamiento para el turismo internacional.

Precios atractivos

Por su parte, Spina coincide y nota la llegada de más interesados en invertir en la zona: “Están los dos perfiles, tanto el que busca invertir para renta como comprar una vivienda para vivir. Sin embargo, a diferencia de otros barrios que hoy solo reciben consultas y compras de usuarios finales, en el Bajo hay inversores que forman parte del emprendimiento”.

Consultado sobre cómo está el valor del metro cuadrado en la zona, actualmente y con respecto al año pasado, Rodríguez Nader afirma que han tocado su piso. “Incluso hay una inflación acumulada en dólares de más del 70 % en los últimos 18 meses. Eso se traduce en el costo de reposición y es por ello que hacia adelante vemos un mercado con valores crecientes”, vaticina.

En tanto, Spina sostiene que en dólares ha subido, producto de la inflación de costos que no se tradujo en una devaluación acorde. “Hoy el promedio de suscripción al costo está en el orden de los tres mil dólares el m2”, detalla. 

 

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS