sábado 24 de septiembre de 2022 - Edición Nº1196

Sector Inmobiliario | 14 sep 2022

Ante la falta de oferta en el Conurbano

Un municipio les perdona tasas a los que ofrezcan viviendas que no usan

En Morón calculan que hay al menos 20 mil unidades ociosas. Descuentan hasta $70 mil de ABL. Buscan que el Bapro facilite garantías para darles más seguridad a los propietarios.


Buscando dinamizar el mercado de alquileresfacilitar el acceso a la vivienda y reducir el déficit habitacional, una de las problemáticas históricas en el Gran Buenos Aires, en Morón desarrollaron una nueva política de beneficios para quienes opten por ofrecer en alquiler sus inmuebles ociosos.

La medida, que surgió a partir de una ordenanza municipal aprobada en 2021 por el Concejo Deliberante, establece la condonación de la deuda de la Tasa de Servicios Generales (TSG), o en caso de que no existiera alguna, la eximición de la misma, para aquellos propietarios que resuelvan poner en alquiler su vivienda en desuso.

Según informan desde la Comuna, estimando los valores actualizados para este año, aquellos dueños de un inmueble ocioso que suscriban un contrato de alquiler destinado a vivienda, podrán acceder a la condonación de la deuda por tasas que tuviera ese inmueble por hasta $50.000, o a la eximición del pago de la TSG en el presente ejercicio fiscal, por la misma suma.

También precisan que el beneficio será mayor para el locador que le alquile a una persona jubiladapensionada o pensionada por discapacidad, que perciban hasta tres veces el mínimoveteranos de Malvinas o personas en situación de violencia de género. En todos estos casos, el beneficio será de hasta $70.000.

La medida busca dinamizar un mercado inmobiliario de alquileres que, como en todos lados desde que se aprobó la nueva ley de alquileres, combina poca oferta con precios altos.

Hoy, en Morón el valor de un tres ambientes -el piso que necesita una familia tipo para vivir- oscila entre los 50 mil y los 70 mil pesos por mes, según se esté en el inicio o el final del contrato obligatorio de tres años. Incentivar la oferta podría impactar al menos en la disponibilidad, que hoy resulta escasa.

"Conforme al último censo por el cual tenemos información precisa más allá de las estimaciones que podemos tener al día de hoy, en nuestra ciudad tenemos 20.000 viviendas que están deshabitadas. Y cuando uno dice deshabitadas, hay un universo muy diverso. Sucesiones, quiebras, inhibiciones, problemas familiares e indecisión de aquellos que no se atreven, por distintos motivos, a volcarla en alquiler. Lo que nosotros estamos intentando es generar un incentivo fiscal", expresó el intendente Lucas Ghi.

Para acceder al beneficio lanzado por la Comuna, los interesados deberán acreditar la condición de vivienda ociosa, entendiendo como tal a todo aquel inmueble que permaneció deshabitado al menos los dos años previos a la suscripción del contrato de locación.

"Si esto impacta en el 10% de esas 20.000, son 2.000 viviendas nuevas que van a dar respuesta a 2.000 familias de nuestro distrito", se explayó el jefe comunal en diálogo con los medios. Y reveló: "De los inmuebles deshabitados estimamos que el 50% tiene deudas con el Municipio. Y la deuda promedio, teniendo casas que deben por $80.000 y otras por más de $500.000, es de entre $150.000 y $200.000".

De igual manera, hace unos días, el intendente también se reunió con el presidente del Grupo Provincia, Gustavo Menéndez (jefe comunal de Merlo en uso de licencia), para acordar políticas que faciliten y contribuyan al acceso al mercado de alquileres a la comunidad, respaldando a los propietarios y propietarias.

Según trascendió, uno de los ejes abordados fue la complejización que surge a la hora de alquilar ya que no todos los vecinos y vecinas disponen de las garantías necesarias para avanzar con el proceso en cuestión.

"Hay una especie de empresa que vende garantías a quienes quieren alquilar. Fondos de caución. Lucas propuso que sea el banco Provincia el que genere esos fondos, gratuitos o a muy bajo precio, y que se pueda de acceder desde el mismo banco para que la gente pueda alquilar", contaron desde el entorno de Ghi.

Finalmente, otra de las cuestiones proyectadas para aliviar el déficit habitacional y facilitar el acceso a la vivienda tiene que ver con la ampliación de la oferta a través de la realización de inmuebles junto a la Provincia. "Nosotros, de aquí a dos años, vamos a construir alrededor de 800 viviendas en el marco de distintas políticas de promoción de acceso a la vivienda", cerró el jefe comunal de Morón. 

 

 

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS