viernes 03 de febrero de 2023 - Edición Nº1328

Sector Inmobiliario | 10 nov 2022

PH más baratos que departamentos

Cuánto cuestan y cuáles son los barrios con mejores ofertas

Son muy buscados por sus espacios al aire libre y porque no pagan expensas. Los 5 puntos clave que hay que saber antes de comprar.


Luego de un largo período de estancamiento en el mercado inmobiliario y con el dólar blue estabilizado, las operaciones comenzaron a repuntar en los últimos meses. En este contexto, actualmente el precio del metro cuadrado de los clásicos PH (propiedad horizontal) en CABA resulta más económico que el de un departamento.

Este tipo de viviendas es una de las más requeridas, sobre todo por los jóvenes que buscan inmuebles con bajo costo de mantenimiento, y por parejas con hijos que quieren ampliarse, pero que no llegan con el dinero a comprar una casa. Así, esta opción se convirtió hoy en la más conveniente y tentadora. 

¿A qué se le llama PH o propiedad horizontal?

La propiedad horizontal es un tipo de vivienda regida por un conjunto de normas que regulan la organización de varios inmuebles, como resultado de la división de un edificio o de un terreno común.

En sí la propiedad horizontal no es un bien inmueble en particular sino un régimen que reglamenta la forma en que se divide un bien inmueble y la relación entre los propietarios que lo habitan. La propiedad horizontal permite la organización de los copropietarios y el mantenimiento de los bienes comunes.

Cuenta con partes propias: cada uno de los departamentos o pisos tiene su dueño.  También cuenta con partes comunes: el resto del edificio que no es de propiedad exclusiva. Por ejemplo el hall de entrada, las escaleras y pasillos. También lo puede ser la terraza, salvo que haya un acuerdo del consorcio de propietarios. En este caso, serían partes comunes de uso exclusivo.

¿Cuánto cuesta hoy un PH en CABA y GBA?

Según un relevamiento realizado por el portal inmobiliario, Zonaprop, revela que el metro cuadrado de un PH en CABA resulta un 22% más económico que el de un departamento. Es por esto que es una de las propiedades más demandadas: 2,8 veces más que un departamento.

Especialmente en los barrios de Palermo, Villa Urquiza y Caballito, los cuales representan con el 8%, 8% y 6,2% de la demanda, respectivamente. En GBA lo más buscado es Lanús (16,5%), Vicente Lopez (14,4%) y San Isidro (8,7%).

En cuanto a los precios de venta, los PH bajaron un 5,8% en lo que va del año. Esto representa 1,5% más que los departamentos porteños. En los últimos 12 meses, el precio cayó 9% y desde los máximos de 2018, las cotizaciones acumulan un 19,3% de descenso.

En Buenos Aires el valor de un PH de tres ambientes y 90 m2 tiene un precio medio de u$s 168.000. Mientras que el típico PH de 4 ambientes y 135 m2 se ubica en u$s 224.000.

El Corredor Norte de CABA es la zona más cara  (u$s 2.247 dólares el metro cuadrado), en especial los barrios de Palermo y Belgrano son los que concentran la oferta de PH de mayor valor, u$s 2.343 y u$s 2.255  el metro cuadrado, respectivamente.

En el sector Norte del Gran Buenos Aires, los PH también son muy buscados, al igual que las casas. Asimismo, los municipios de San Isidro y Tigre registran el mayor rango de precio entre barrios. En la zona Oeste, La Matanza y en el Sur, Lomas de Zamora son los municipios con precios más económicos, u$s 891 y u$s 877 el metro cuadrado, respectivamente.

Los 5 puntos clave que hay que conocer antes de comprar un PH

1. Tienen más espacios al aire libre: una de las principales características de este tipo de inmueble son los espacios abiertos. Por definición, el PH es un inmueble que suele contar con jardín, patio y/o terraza: espacios que permiten “descomprimir” la vida cotidiana.

​Si bien es cierto que no cuentan con los amenities que hoy se ven en las construcciones modernas, muchos consideran que no necesitan un gimnasio cuando se puede tener una terraza con parrilla propia y espacio para hacer reuniones o cualquier actividad.

2. No se pagan expensas: otro de los aspectos a favor por lo que la gente se vuelca cada vez más al PH, a diferencia de los departamentos en edificios.

Si bien, en ocasiones, los vecinos suelen organizarse para pagar una cuota mensual en concepto de gastos y mantenimientos varios de espacios comunes, ese costo siempre será muchísimo menor al de las expensas de un edificio.

No obstante, habrá que tener en cuenta que al igual que en una casa donde se es propietario, los espacios propios generarán gastos extras que correrán a cargo del dueño. Estos pueden variar desde el cambio de membrana del techo, una instalación eléctrica nueva, la renovación de cañerías o fumigar los ambientes.

3. Antigüedad: a la hora de comprar un PH es fundamental tener en cuenta cuánto tiempo hace que fue construido, a pesar de que en general cuentan con sus cañerías y conexiones refaccionadas.

"Si bien estas propiedades demandan poco mantenimiento, generalmente se trata de construcciones de hace varios años que pueden tener ciertos problemas edilicios, lo que requiere una inversión extra para remodelarlo", sostuvo el director comercial de Zonaprop, Leandro Molina.

Por ejemplo, según explicó, es fundamental revisar si tienen problemas de humedad o en la conexión de algún tipo de servicio. Es importante tener en cuenta con qué presupuesto extra se cuenta y evaluar el tipo de arreglo que se debe llevar a cabo para entender si conviene o no realizar la inversión.

4. Reformas y construcciones agregadas: otro aspecto a considerar es que estas propiedades suelen tener metros cuadrados construidos y muchas veces no incluidos a la escritura.

En este caso, lo que hay que saber es que un PH no funciona con las mismas reglas que una casa y que incluso los arreglos que los dueños anteriores hayan realizado pueden afectar a los nuevos en el futuro. Asesorarse con un profesional es fundamental.

A su vez, se recomienda averiguar las posibilidades de construcción o de ampliación que puede tener la vivienda, así como revisar el reglamento de copropiedad.

5. Espacios comunes y vecinos: un PH no es una casa, es un terreno compartido. Por lo tanto, al igual que en los edificios de departamentos, también hay espacios comunes y vecinos con quienes acordar algunos aspectos no sólo de la convivencia sino también del estado y mantenimiento de esos espacios comunes. ​

Por eso, al momento de decidir la compra, es importante chequear el estado de los espacios comunes y la forma en la que se administran las unidades funcionales.

También habrá que examinar si existen problemas de humedad en los cimientos, ya que es una reparación difícil de realizar y muy costosa.

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS