miércoles 21 de febrero de 2024 - Edición Nº1711

Sector Inmobiliario | 27 dic 2022

Mercado inmobiliario

Aunque subieron los costos para construir, hay más de 10.000 casas en obra en los barrios privados

El precio del metro cuadrado de edificación tradicional promedia los 1.000 dólares y sigue en ascenso por el impacto de la inflación


Aunque el Índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) marca que los costos para construir subieron un 90% interanual en octubre último, la edificación de viviendas en los barrios privados no se detuvo y se estima que siguen en ejecución más de 10.000 unidades en los tres ejes geográficos del Gran Buenos Aires (GBA).

El boom constructivo es liderado por familias que apostaron por mudarse a zonas suburbanas cuando en plena etapa de restricciones por la pandemia activaron con fuerza la compra de lotes en diferentes urbanizaciones.

Hay obras bajo el formato tradicional (húmedo) y en seco donde avanzan el uso del steel frame y panelería de madera, entre otros sistemas industrializados.

Rodrigo Ayerza, director de PIX Desarrollos, que construye en Pilar Golf Club, dijo que en los últimos meses, “con el amesetamiento del tipo de cambio, se notó una suba en los costos de materiales medidos en dólares; sin embargo quienes construyen o tienen proyectos presentados contemplan una posible devaluación del peso para los próximos meses, lo que volverá a reacomodar los costos de edificación al tiempo que mejorará la performance del negocio”.

El costo por m2 tiene muchas variables explican los expertos, pero promedia los USD 1.000 entre las cotizaciones más bajas y las más altas. Las aberturas y terminaciones exteriores, y desde ya los revestimientos interiores influyen mucho en el valor final.

“Comenzar a proyectar la casa ofrece infinitas posibilidades, para todos los gustos y presupuestos. Podemos decir que una construcción tradicional con buenos detalles de terminación, aberturas doble vidrio hermético (DVH) y calefacción por piso radiante podría realizarse por USD 850 por m2, en promedio. Respecto del aumento de materiales y la inflación, siempre es conveniente que quien va a construir recurra al acopio de materiales, para evitar que los aumentos incidan mucho sobre el costo total de obra”, comentó Ethel Ures, de San Eliseo Country.

Tipos de viviendas

Actualmente crece la tendencia de la construcción en seco en los barrios privados. No solamente por sus beneficios ambientales, ya que utiliza un 90% menos de agua que una tradicional, sino también por tiempos de ejecución dado que es un 50% más rápido que la opción tradicional y, a su vez, es más eficiente en el aislamiento térmico y de sonidos.

Juan Blanco, experto del mercado inmobiliario, explicó que una casa con una construcción estándar cuesta USD 700 el m2, mientras que una opción algo más premium puede costar USD 850 por m2: “En ambos casos no varía la calidad de la construcción en los cimientos, paredes y techos, al igual que en las aislaciones. El diferencial está en las terminaciones de placares, parrillas completas, cerramiento perimetral definitivo, accesorios para piletas y vestidores, entre otros. También varía por la distribución y la cantidad de requerimientos que pida un cliente porque no es lo mismo una casa de 150 m2 con dos baños que otra con cuatro”.

La tendencia en los barrios privados es que todas las obras tengan terminaciones de alta calidad para usuarios finales exigentes. “Por ejemplo en los proyectos presentados en los últimos meses en el barrio Pebble Beach de Pilar Golf notamos casas desde los 300 m2 en adelante, todas con piscina y amplios espacios verdes”, contó Ayerza.

Una demanda importante para sus viviendas que estrenarán entre el verano y 2023, tanto en construcción tradicional como en seco, es la parte eléctrica, principalmente todo lo relacionado con el correcto funcionamiento de las térmicas y de los aires acondicionados.

“Se volvieron un requisito de confort en interiores y son requerimientos de los cuales la gente está muy pendiente cuando la obra está por concluirse. Para el exterior, la demanda de piletas también es algo que está creciendo mucho en casas dentro de barrios cerrados”, dijo Blanco.

Qué comodidades no pueden faltar

Los espacios exteriores son los más demandados y en ellos los clientes ponen sus mayores demandas. Según Ayerza, “hay propuestas cada vez más atractivas para estos sectores, tanto en materiales como en la superficie destinada en relación con la vivienda. Los fogoneros, los carros de hierro con todo lo que necesita un amante de las brasas, así como también los revestimientos de piscinas con piedras importadas han sido las vedette en los últimos tiempos. Son cuestiones que inciden favorablemente en la decisión final de compra”.

Así como en los ´90 y principios del 2000 predominaban las construcciones de ladrillo a la vista, de estilo clásico, en la actualidad comenzaron a incursionar las viviendas de estilo racionalista, con sus líneas rectas, ángulos marcados, y grandes aberturas. “Actualmente, este último es el diseño que predomina, aún cuando siempre vamos a encontrar adeptos a los estilos francés, y colonial mediterráneo. Una casa en un barrio privado debe contemplar las siguientes comodidades interiores: 3 dormitorios, el principal de ellos en suite con vestidor, dependencia de servicio con baño y lavadero. En cuanto al exterior, no puede faltar la galería con parrilla”, contó Ures.

Una habitación extra puede ser muy valorada, ya que puede destinarse como espacio permanente de trabajo en tiempos en que cada vez es más frecuente el home office.

El tiempo de construcción y la cantidad de personas involucradas en la obra, en los diferentes rubros, es directamente proporcional a los m2 que se deseen construir. En líneas generales, una casa de 250 m2 podría terminarse en 10 meses, teniendo en cuenta algunas demoras por inclemencias climáticas.

Blanco, agregó que “los tiempos para edificar una casa en un barrio cerrado, si bien varían mucho por la magnitud de la obra, oscilan entre 6 y 8 meses. Para cumplir este plazo tienen que trabajar entre 4 y 6 personas, dependiendo las instancias en las que se encuentra la construcción”.

Si se elige el sistema de lote más casa hay distintas opciones de precios. Para usuarios finales el valor de una casa de 120 m2 (llave en mano) con pileta incluida está en USD 139.000 sobre lote de 600 m2 en Bell Barri, Canning, por ejemplo.

Revestimientos

Los tipos de revestimiento han avanzado en los últimos años, lográndose productos económicos y de bajo mantenimiento. Entre los más utilizados se encuentran el hormigón visto, piedra, vidrio y cemento texturado.

“Los tonos de los revestimientos exteriores, generalmente van de la mano del diseño exterior de la casa. Así es como encontramos estilos mediterráneos en tonos rosa/terracota, las clásicas viviendas de estilo francés en tonos arena/gris, las coloniales en tonos blancos/arena, y las de estilo moderno en grises/marrones y arena”, concluyó Ures.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS