viernes 29 de septiembre de 2023 - Edición Nº1566

Negocios | 11 abr 2023

En Mercado Libre y Bancos

Fueron estafados, aprendieron cripto y hoy enseñan

La startup ofrece un servicio de suscripción sobre Web3, inteligencia artificial y otras temáticas ideales para los trabajos del futuro


Gonzalo Waisman y Agustin Schmilovich son dos jóvenes amigos fanáticos de la tecnología y el mundo cripto desde chicos. Pero cuando sólo eran dos adolescentes, la falta de conocimiento de ese mundo a veces complejo les jugó una mala pasada: ambos fueron estafados.

Gonzalo perdió casi u$s3.000 -en ese entonces los ahorros de toda su corta vida- en un negocio vinculado a criptomonedas y Agustín cayó en un esquema piramidal con 80 personas debajo de él.

Lo que les pasó les ocurrió sencillamente por la falta de conocimiento y la abundante oferta de estafas que existen en la red y se dieron cuenta de que eso era un problema para ellos y para millones de personas. Por eso, ambos se propusieron que ni ellos ni nadie más cayera en un engaño.

Hashi: cómo se creó el "Netflix" de la educación cripto

Así nació Hashi o, como ellos lo describen, el Netflix de la educación tecnológica. Según explica Waisman (20), "se trata de una plataforma de educación focalizada en tecnologías disruptivas, sobre todo Web3 e Inteligencia Artificial, en la que ayudamos a empresas y estudiantes de más de 12 países en Latinoamérica".

"Cuando nos estafaron, nos dimos cuenta de que había que hacer algo para cambiar eso rotúndamente. Creíamos mucho en la tecnología, pero no en las bases educativas y fundamentales para que pudiera construirse algo gigante arriba de eso o para que se diera la famosa adopción masiva", señala.

Y completa: "Por eso, decidimos emprender en la parte de educación: nuestra misión es crear una plataforma única para que cuando te pregunten dónde estudiar web3 o este tipo de temas puedas recomendar Hashi sin miedo", asegura.

El cofundador explica que la plataforma es "On Demand, es decir que las personas hacen cursos cuando ellos quieren".

"Lo puede pagar tanto la empresa para sus empleados como usuarios individuales y hay cursos que van desde Solidity -el lenguaje de programación de Ethereum para crear sus propias criptomonedas o smart contracts- hasta UX/UI o Notion y ahora sumamos también Chat-GPT. Es decir, herramientas que son complementarias y que básicamente ayudan en las carreras de las personas", asegura.

Hoy, trabajan con 42 compañías de todo tipo, entre las que se incluyen el equipo cripto de Mercado Libre, Remax, Banco Macro y los colegios ORT.

"EL 70% del mercado local de fintech cripto son nuestros clientes: empresas como Belo, Buenbit, Quantia, Let's Bit o Decrypto", agrega Waisman. Este 2023 la plataforma buscará profundizar ese vínculo con las empresas y se propone cerrar el año con 200. 

La suscripción cuesta u$s19 y le da acceso al usuario a todos los cursos y el material de la plataforma: los videos de los cursos, los recursos extra, los reportes semanales, las evaluaciones y los certificados.

Según explican desde Hashi, al ser una plataforma on-demand se puede acceder a todo eso según el tiempo que cada uno quiere establecerse y puede también participar de llamadas semanales en el canal de Discord. 

"Ya tenemos más de 15 cursos y todo el tiempo estamos desarrollando nuevas funcionalidades en la plataforma", detalla Waisman, quien ejemplifica: "Por ejemplo, además de los cursos en sí mismos, tenemos una parte de recortes donde la gente puede leer una suerte de Blog con memes y también estamos lanzando funcionalidades de gamificación".

"Tenemos gente muy capacitada en lograr bajar a tierra y para cualquiera conceptos súper difíciles que sólo entienden programadores. Vos a Hashi podés entrar sin saber nada y si tenés constancia y disciplina podés irte con un trabajo en una empresa", asegura,

El curso promedio dura dos horas y está distribuído en videos de cerca de 10 minutos. También hay cursos que pueden llegar a durar hasta cinco horas, pero son más avanzados en el tiempo.

"Vos comenzás con cursos cortos y a medida que vas avanzando empezás a hacer los más largos", explica. Desde Hashi recomiendan empezar por el curso "Aprender a Aprender", en el que se descubren herramientas para tener autonomía de aprendizaje y sacarle el mejor provecho a los cursos de la plataforma

Pero, ¿cómo se arma el contenido? "Los primeros cursos los hicimos nosotros porque queríamos tener contenido propio y de nuestro equipo. Después, empezamos a contratar a los mejores profesionales en Web3 de toda Latinoamérica para cocrear cursos juntos".

Waisman confía que el modelo de negocios en este último caso es revenue sharing. "A ellos se les paga una parte fija por el tiempo de horas que le llevó hacer ese curso y otra parte que cobra en función del éxito del curso", completa el emprendedor, quien usa la analogía con la plataforma de streaming: "Es lo mismo que Netflix: sólo que en vez de contactar actores nosotros contactamos profesores", asegura. 

El inicio de Hashi fue a todo pulmón: "Empezamos literalmente sin un peso ni capital. Para que te dés una idea, arrancamos con una sala de Zoom prestada de la inmobiliaria donde trabajaba el hermano de mi socio y dábamos un curso de cripto", recuerda.

"Ocho meses después, cuando vimos que se sumaba tanta gente, nos dimos cuenta de que ahí teníamos algo interesante", añade el cofundador, quien revela que hoy está cerrando una ronda de inversión liderada por Andrés Bilbao, el cofundador de Rappi y que está participando Dorm Room Fund, el fondo de inversión número uno para estudiantes. 

Hashi: cuál es la importancia de la educación cripto

Para los integrantes de Hashi, la educación es un pilar fundamental. No sólo para evitar pasar por una situación como la que atravesaron sus fundadores cuando eran adolescentes sino también para el crecimiento y desarrollo de los empleos del futuro y de los propios humanos.

"La programación en general y el saber manejar internet en general, y con esto me refiero por ejemplo a saber hacerle las preguntas a Google, es la nueva alfabetización de este siglo. Alguien que no maneja una computadora o internet pierde por todos lados", grafica.

Y añade que quien "no sepa cómo manejar herramientas de programación o diseño también quedará afuera en los nuevos trabajos del futuro, incluso si se trata de medicina o abogacía, yo creo que todos los empleos van a estar complementados con algo de todo esto que estoy nombrando que tenga que ver con tecnología".

"Por eso me parece crucial para el mundo que se viene y que es cada vez más pronto: con los avances del Chat-GPT y la Inteligencia Artificial todo esto pasa en seis meses. Es una locura", concluye. 

Fuente: IProUp

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS