viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº1825

Sector Inmobiliario | 11 sep 2023

Internacionales

Varias ciudades chinas retiran restricciones a la compra de viviendas para avivar mercado

Se levantaron parciales o completas las restricciones impuestas a la compra de viviendas en en ciudades muy importantes con el objetivo de reavivar un mercado inmobiliario sumido en una crisis desde hace más de dos años


Varias ciudades chinas han anunciado retiradas parciales o completas de las restricciones impuestas a la compra de viviendas en los últimos días con el objetivo de reavivar un mercado inmobiliario sumido en una crisis desde hace más de dos años.

Las urbes de Dongguan (sureste), Foshan (sureste), Shenyang (noreste), Jiaxing (este), Dalian (noreste) y Nanjing (este) han cancelado totalmente las restricciones al número de viviendas que pueden comprar los ciudadanos, informó este fin de semana el diario económico Securities Daily.

Ese mismo medio apunta que otra treintena de municipios han relajado sus restricciones, por ejemplo limitándolas a determinadas áreas de su territorio.

Asimismo, el portal de noticias China Real Estate News apuntó la semana pasada que la ciudad de Shenzhen, una de las cuatro mayores urbes del país, estaría preparando una retirada de las restricciones a la compra de bienes inmuebles por parte de ciudadanos de las vecinas regiones semiautónomas de Hong Kong y Macao.

El pasado miércoles el diario económico oficial Securities Times publicó un artículo en el que reclama la retirada de las restricciones impuestas a la compra de viviendas durante los años de "sobrecalentamiento" del sector al considerar que ya no son "apropiadas" en el marco del frenazo vivido en el mercado.

"Para garantizar la estabilidad del mercado inmobiliario, la estabilidad de las ventas es crucial", apuntaba el comentario, que señalaba específicamente a ciudades "que no son de primer nivel", lo que supondría la exclusión de la propuesta de Pekín, Shanghái, Shenzhen o Cantón.

Uno de los grandes factores de ralentización de la economía china es la crisis del sector inmobiliario, cuyo peso sobre el PIB nacional -sumando factores indirectos- se estima en torno a un 30 %, según algunos analistas.

Muchas empresas del sector comenzaron a presentar problemas de liquidez en 2021 tras las limitaciones impuestas por Pekín a su capacidad para financiarse vía apalancamiento, y la consiguiente desconfianza de los posibles compradores se tradujo en un frenazo del mercado preocupante debido a que la vivienda es uno de los principales vehículos de inversión de las familias chinas.

En el primer semestre del año la inversión en promoción inmobiliaria cayó un 7,9 % tras bajar un 10 % el año pasado, mientras que las ventas comerciales de propiedades medidas por área de suelo descendió un 5,3 % tras desplomarse un 24,3 % en 2022.

Ante la coyuntura, el Gobierno ha anunciado diversas medidas de apoyo en los últimos meses, y los bancos estatales han abierto líneas de crédito multimillonarias a diversas promotoras, a las que se ha marcado como objetivo prioritario la construcción y entrega de las promociones vendidas sobre plano.

Las autoridades ya prolongaron la duración del citado paquete de medidas de apoyo hasta finales del año que viene y prometieron "ajustar y optimizar" las medidas sobre el sector tras reconocer "importantes cambios" entre la oferta y la demanda.

En este sentido, el banco central y el regulador del sector financiero anunciaron recientemente una rebaja de los intereses hipotecarios y de las cuotas de entrada necesarias para adquirir viviendas, con el objetivo de fomentar el "desarrollo estable y saludable" del sector. EFECOM

 

FUENTE: INFOBAE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS