jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº1810

Contenidos Destacados | 31 oct 2023

Negocios

Cuánta plata hay que invertir en una franquicia de inmobiliaria RE/MAX y en qué plazo se recupera

A pesar de la crisis del mercado inmobiliario, esta franquicia global continúa su plan de expansión y busca llegar a las provincias donde aun no desembarcó


En Argentina, RE/MAX tiene más de 180 franquicias distribuidas en alrededor de 50 localidades. Entre todas comercializan unas 50.000 propiedades y concentran el 20% del mercado inmobiliario.

Para el 2030, el objetivo de la filial local es alcanzar las 275 oficinas y una cuota de mercado del 32 por ciento.

RE/MAX fue fundada en 1973 por los norteamericanos Dave y Gail Liniger y desde el día uno se apoyaron en el franchising como estrategia de expansión y así llegar a la actualidad con más de 7.000 oficinas en más de 100 países.

La marca llegó a la Argentina en 2005 por iniciativa de Sebastián Sosa y su esposa Dotti Peñate, dos emprendedores que conocieron las virtudes de la empresa trabajando en una de sus oficinas de Estados Unidos.

"Les propuse desarrollar el negocio en Argentina porque, un poco por sentido común, entendía que una marca tan global como Re/MAX iba a funcionar muy bien teniendo en cuenta que los argentinos solemos valorar las marcas globales. Además cuando recorría las inmobiliarias de acá como incógnito, me daba cuenta que la diferencia de atención era notable, había mucho para mejorar y aportar", reflexiona Sosa quien en 2012 asumió también el compromiso de desarrollar la red RE/MAX en Uruguay.

A diferencia del resto de los negocios basados en franquicias, RE/MAX Argentina no se inició con una oficina de venta propia sino que arrancó con Sosa y Peñate buscando potenciales franquiciados que, aunque no tuvieran de referencia resultados de una oficina local, creyeran en ellos y quisieran apostar por una red que, prometian, sí funcionaba en el resto del mundo.

"Nosotros les explicamos que no teníamos ni íbamos a tener locales propios porque nuestra misión no era vender propiedades sino más bien aportar todas las herramientas necesarias para su desarrollo y el de la red", cuenta el presidente de la cadena a iProfesional.

Durante los primeros cinco años pudieron inaugurar menos de las oficinas que proyectaban y recién en 2010 empezaron a poder desarrollar con más fuerza la cadena. El lento despegue, explica Sosa, fue porque por un lado, les llevó mucho trabajo dar a conocer el modelo de negocio y, por el otro lado, porque en la Argentina de ese entonces, eran más las empresas extranjeras que se iban del país de la que buscaban radicarse como RE/MAX.

"Los inicios fueron complicados. Después de intentar un par de años, entendimos cuál era la mejor manera de trabajar con aquellos corredores martilleros que tuvieran características profesionales y con espíritu emprendedor, gente que nunca se hubiera imaginado estar en una red inmobiliaria, que por lo tanto se animaban más apostar por un modelo de negocio novedoso", recuerda Sosa.

Cómo funciona la franquicia

Cada oficina está a cargo de un corredor inmobiliario responsable de todas las operaciones. Además, como todas las inmobiliarias del mercado, cada oficina tiene alrededor 15 agentes inmobiliarios, o los tradicionalmente llamados vendedores, que trabajan de manera freelance, acompañando al corredor en las gestiones. Antes -comenta Sosa-, el vendedor no tenía un papel tan importante en la inmobiliaria, y un poco el cambio de paradigma que viene a proponer RE/MAX es el de capacitar y reconocer un poco más este rol.

A pesar de que hoy en la Argentina no hay créditos hipotecarios y la oferta de inmuebles para alquileres es ínfima, Sosa asegura que a ellos paradójicamente les está yendo bien.

"La ventaja es que nosotros trabajamos en red y compartimos las propiedades o clientes que ingresan. Eso hace que todo sea más dinámico y que los tiempos de venta sean más cortos. Una de cada tres operaciones que se hacen en la Ciudad de Buenos Aires la hace una oficina RE/MAX", asegura.

Para abrir una franquicia RE/MAX se necesitan desde u$s80.000

Para ser parte de la cadena RE/MAX el franquiciado debe cumplir con los requisitos que la legislación local que establece como que haya un profesional con matrícula que firme y sea el responsable de las transacciones inmobiliarias, por lo que, si el inversor resulta no serlo no podrá ser un franquiciado de la marca, salvo que se asocie con uno o que la provincia donde quiera abrir la oficina no tenga la actividad colegializada.

En cuanto a la inversión hay que considerar entre u$s80.000 y u$s120.000 teniendo en cuenta el canon de ingreso y el acondicionamiento del local que tiene que tener no menos de 150 metros cuadrados en una buena ubicación. El tiempo de recupero, calcula Sosa, hoy oscila entre los 12 y los 24 meses de actividad.

Aunque tienen capacidad para seguir expandiéndose por todo el país aún les falta hacer pie en Formosa, Entre Ríos, Misiones, La Rioja y Santa Cruz por lo que son plazas que les interesa especialmente.

La tasa de mortalidad de los puntos RE/MAX, asegura el empresario es muy baja y calcula que el 80% de los franquiciados que hoy son parte de la cadena tienen más de 5 años de actividad. "Es que somos muy rigurosos con la selección. Cuando evalúo a un posible franquiciado quiero ver si compartimos valores, si tiene capacidad de escucha, si tiene alma de líder y si sabe trabajar en equipo. También me importa saber si su familia lo acompaña en esta aventura y, por supuesto, si tiene capital de trabajo para no quedarse a mitad del camino", concluye Sosa.

FUENTE: IPROFESIONAL

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS