domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº1855

Negocios | 30 ene 2024

Histórico

La torre histórica de Retiro que estuvo cerrada durante 7 años y reabrió como un hotel 5 estrellas

Se inauguró en 1928 y lo hizo construir un empresario naviero para se viera desde el río.Ahora la gestiona una empresa española.


La Torre Mihanovich, en Arroyo al 800, en Retiro, volvió a alojar a un hotel cinco estrellas tras siete años cerrada. Desde esta semana, el edificio que se pensó como un faro de la Ciudad, y es uno de los íconos de la arquitectura porteña, se convirtió en el hotel Casa Lucía, perteneciente a una cadena de origen español.

El grupo empresario, que administra otros cinco hoteles en España (dos en Madrid, otros dos en Mallorca y uno más en Torrent, al norte de Barcelona), le alquiló el edificio por 20 años a la familia Bencich.

La apertura fue en 1928, y entre ese año y principios de 2000 fue un edificio de viviendas porque los Bencich jamás lo subdividieron; siempre quedó como un bien de la familia. Luego se hizo la gran obra de remodelación que permitió que se transforme en hotel. Así, fue Sofitel hasta 2017 y luego quedó cerrado.

El edificio Mihanovich, además de ser un faro para el barrio de Retiro, tiene una grandilocuencia que lo hace único: está conformado por tres bloques, dos de ellos -de seis pisos de altura- dan hacia el frente de Arroyo. Y el tercero es la torre. Está retirada hacia el corazón de la manzana y sus 80 metros de altura pueden ser vistos desde Puerto Nuevo.

Edificio Mihanovich Actual Hotel Sofitel Buenos Aires Arq. Calvo, Jacobs y  Giménez Buenos Aires

El empresario naviero austro-húngaro Nicolás Mihanovich quería que su torre -concebida como una inversión inmobiliaria- se destacara desde la barranca en la que se encuentra emplazada. Encargó el diseño a los arquitectos Calvo Jacobs & Giménez; y la construcción, a los Bencich.

Todo se vinculaba a través de una calle interna, adoquinada. Para la gran reforma que se hizo a principios de 2000 se la techó y allí se ubicó la recepción del hotel. Pero uno de los grandes cambios en la obra actual es que la recepción está desplazada hacia el interior; y en lo que fue esta calle interna está la barra, enorme, del bar -Le Club Bacan- de acceso público.

Volviendo a Casa Lucía, no es la primera vez que Unico restaura propiedades de valor patrimonial para convertirlas en hotel; en la zona de la "milla de oro" de Salamanca, uno de los barrios más exclusivos de Madrid, tienen un hotel boutique en un palacete del Siglo XIX.

Otra gran cambio son que las puertas de hierro monumentales que se encuentran al frente, de dos hojas, estarán abiertas. Porque se jerarquiza el ingreso peatonal.

También en la planta baja está el restaurante, llamado Cantina.

El histórico edificio Mihanovich de Buenos Aires se transformará en hotel  de lujo - Travel & Life: Tu Guía de Viajes y Estilo de Vida

A diferencia de Sofitel, ahora, Casa Lucía llega a un barrio que presenta otro presente. En la calle Arroyo, y en el resto del barrio, en el último tiempo se sumaron emprendimientos que no estaban y cambiaron la fisonomía y la circulación.

Por ejemplo, entre el 900 y el 800 de Arroyo hay cuatro cafés: The Shelter, Gitán, M Kafee y Kissaten Tostador. Dos restaurantes: Farinelli y Rotisería Atlántico. Una vinoteca y bar de vinos: Pro.Vin.Cia. Y el bar de Tato Giovannoni, Florería Atlántico. A metros, sobre Suipacha, se acaba de inaugurar otro bar -Los jardines de las Barquin- en el patio español del Museo Fernández Blanco.

La remodelación del edificio, según la información que brindo la empresa, estuvo dirigida por la firma Torrado Arquitectos, mientras que Fernanda Schuch Studios se ocupó del diseño de los interiores, que cuentan con mobiliario contemporáneo.

En las habitaciones, además, hay obras del artista argentino Cristián Mohaded, cuyo trabajo se exhibe en el Museo de Arte de Filadelfia o en el Museo de Artes Decorativas de París.

Por último, gran parte de las 142 habitaciones ofrecen vistas privilegiadas de la Ciudad. Y algunas hasta tienen balcones con duchas al aire libre, hamacas y comedor. En cuanto a los precios, una habitación deluxe, para dos personas, tiene un valor que oscila en los 400 dólares.

FUENTE: CLARIN 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS