jueves 18 de abril de 2024 - Edición Nº1768

Contenidos Destacados | 21 mar 2024

Realeza

Así es la casa de campo donde Kate Middleton se habría refugiado para mantener su privacidad

Se trata de una propiedad donde Kate, William y sus hijos pasaron la pandemia y suelen pasar vacaciones; a la vez otros rumores la ubicaron en su casa para no romper la rutina cotidiana de los niños y el príncipe


Los recientes acontecimientos relacionados con la ubicación y el estado de salud de Kate Middleton pusieron en el punto de mira a una propiedad específica, Anmer Hall. Esta encantadora casa de campo del siglo XIX, situada en el pintoresco pueblo de Anmer, en Norfolk, Inglaterra, volvió a destacar como un refugio apreciado dentro de la familia de la realeza británica.

Según informes de prensa, la princesa Kate se encontraba en proceso de recuperación en esta residencia rural, propiedad del Príncipe y la Princesa de Gales, tras someterse a una cirugía abdominal de la que se sabe poco. La pareja recibió esta propiedad como regalo de bodas de la difunta Reina Isabel II.

La princesa no fue vista en casi tres meses y los medios oficiales dijeron que estaría alejada de la vida pública hasta después de las festividades por Semana Santa. Con poca información concreta, no tardaron en esparcirse los rumores y teorías de conspiración sobre el verdadero paradero de Kate. Las especulaciones sobre su salud alcanzaron un punto crítico el pasado fin de semana cuando se difundió una foto familiar manipulada con Photoshop de Kate con sus hijos en el Día de la Madre.

Así es Anmer Hall, la casa de campo en la que Kate Middleton y el príncipe Williams pasaron la cuarentena.

Recientemente, el medio estadounidense TMZ publicó un video en el que se la ve sonriente caminando junto a su esposo con una bolsa de compras en la mano. Según trascendió, la pareja real visitó el fin de semana una tienda de productos agropecuarios.

A tres horas en auto desde Londres, Anmer Hall es una propiedad georgiana con 10 habitaciones, pileta y cancha de tenis privada, construida en 1802. Forma parte de Sandringham Estate, una vasta estancia de 8000 hectáreas propiedad de la familia real desde 1862 que cuenta con iglesias, parroquias y casas de campo. Una de ellas y a tan solo cinco minutos en auto desde Anmer Hall está la residencia principal de la finca, Sandringham House, donde el rey Carlos III y la reina Camilla celebran las Navidades reales.

LEER TAMBIEN: Rihanna vende su penthouse en Los Ángeles que perteneció a Matthew Perry por US$25 millones

Adquirida por el Príncipe Alberto Eduardo en 1896 como parte de Sandringham Estate, Anmer Hall tiene una historia variada. Desde ser la residencia de la familia Coldham, pasando por ser alquilada a varios miembros de la aristocracia británica, incluidos el duque y la duquesa de Kent y Hugh van Cutsem. En 2013, los rumores llevaron a afirmar que el Príncipe William y Kate Middleton se habían mudado allí, completando la transición dos años después, antes del nacimiento de la Princesa Charlotte. La propiedad también fue visitada por el Príncipe Harry y Meghan Markle.

La decoración es de tipo tradicional en colores sobrios y estampados clásicos

Las dos residencias permanentes y el refugio

Desde 2015, Anmer Hall es un refugio para el Príncipe William, Kate y sus tres hijos, y lo fue especialmente durante la pandemia. Sin embargo, debido al crecimiento de sus responsabilidades reales a tiempo completo, ahora pasan la mayor parte de su tiempo en sus dos residencias principales: una en el Palacio de Kensington y la otra en Adelaide Cottage, ubicada en los terrenos del Castillo de Windsor, aproximadamente a 40 kilómetros del centro de Londres.

En 2022, el príncipe William y Kate Middleton se mudaron a esta última residencia construida originalmente para la reina Adelaida, esposa del rey Guillermo IV, en 1831. La cabaña fue utilizada por varios miembros históricos de la familia real, como la reina Victoria, quien la visitaba a menudo para desayunar o tomar el té. La familia real se habría mudado a Adelaide Cottage para tener una vida familiar lo más “normal posible”.

La pareja real y sus hijos en Anmer Hall.

Adelaide Cottage cuenta únicamente con cuatro habitaciones (una para el matrimonio y una para cada hijo) y no cuenta con personal doméstico permanente ni viviendo con ellos, dando muestras, una vez más, de la austeridad y simpleza que los caracteriza para criar a sus hijos. También se sospecha que Middleton podría haberse recuperado en esa casa, ya que a fines de febrero, la Casa Real habló del tema a través de un vocero, quien dijo que la princesa se está “recuperando día a día” junto a sus tres hijos y acompañada por sus padres y sus hermanos en aquella ubicación, que es la casa familiar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS