domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº1855

Construcción | 5 abr 2024

Sismo Taiwán

El rascacielos más alto de Taiwán sobrevivió al terremoto y quedó intacto por un elemento clave en su arquitectura

El rascacielos fue el más alto del mundo desde el 2004 hasta el 2010 y logró sobrevivir al terremoto de hace dos días por un elemento que lo mantuvo en pie mientras todo alrededor se derrumbaba


El miércoles 3 de abril, Taiwán se enfrentó a un fuerte terremoto de magnitud 7.4, por el cual hasta el momento se registraron nueve muertos, más de 700 heridos y 77 personas atrapadas entre los escombros de los edificios de la capital de la nación, según la CNN. Pero un elemento clave en la arquitectura de su rascacielos más alto logró que ese edificio quede intacto.

Este desastre natural dejó miles de videos en las redes sociales que captaron la angustia y el temor que los asiáticos experimentaron durante el movimiento, dado que en los metrajes se observó que varios edificios fueron derrumbados y se presentó un deslizamiento de tierra en una montaña.

En uno de esos metrajes se puede ver que el edificio más alto de Taipéi, el Taipéi 101, quedó intacto ante el potente sismo que se presentó en el país, lo que le está dando la vuelta al mundo y causa diversas reacciones, ya que los usuarios de redes sociales se preguntan cómo pudo estar intacto si las demás construcciones se derrumbaron.

El Taipéi 101 cuenta con 508 metros de altura

La megabola de acero dorado que protegió el rascacielos

La torre más alta de Taipéi cuenta con 101 pisos, de allí proviene su nombre. La estructura se terminó de construir el 1 de julio del 2003, obteniendo el título del edificio más alto del mundo desde el año 2004 hasta el 2010, cuando fue superado por la Torre Willis y el Burj Khalifa.

El Taipéi 101, que cuenta con 508 metros de altura, se observa en los videos completamente estático a pesar de que todo a su alrededor se está moviendo por el terremoto de magnitud 7.4, lo que llevó a que diversas persona se pregunten por qué no se derrumbó ante un sismo de tal magnitud

El edificio tiene una gran resistencia ante este tipo de eventos naturales debido a que su estructura está hecha de hormigón armado, el cual permite que la torre sea lo suficientemente flexible y rígida como para sobrevivir ante los vientos y tifones que se presentan en Taiwán, de acuerdo al medio estadounidense.

Además, cuenta con un dispositivo circular de acero dorado en su interior que ayuda a proteger al edificio de los temblores, lo que representa una gran innovación tecnológica que recibe el nombre de amortiguador de masa sintonizada.

Este dispositivo se encuentra entre los pisos 82 y 92, y se mueve ligeramente para reducir el movimiento del edificio hasta un 40%, de acuerdo con The Washington Post.

Esfera que conforma el sistema de amortiguación contra el viento.

En la página oficial del Taipéi 101 se explica que el amortiguador “puede suprimir la peor parte de cualquier balanceo violento para garantizar la seguridad de todos los turistas y trabajadores en su interior, al tiempo que reduce la incomodidad causada por sacudidas vigorosas”.

Además, cuenta con un armazón de estabilizadores, el cual se conecta con las columnas externas e internas de la torre para aumentar así su resistencia al viento y a los terremotos, “garantizando la estabilidad y seguridad del edificio extremadamente altas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS