miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº290

Sector Inmobiliario | 10 mar 2020

Por el repunte

En el mercado apuestan a las inversiones de pozo

Son las operaciones que se mantienen. Pero las perspectivas inmobiliarias en general son pesimistas


“El 2019 fue el peor año de la historia argentina, desde que se tiene registro de la actividad inmobiliaria “, destacó el Colegio de Escribanos porteño a fines del año pasado, cuando dio a conocer las cifras del mercado en diciembre. Sin perspectivas de recuperación, el 2020 empezó, incluso, peor.  


La compraventa de propiedades en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) registró en enero la peor marca de la historia . Según la misma entidad, se realizaron en total 1390 operaciones, lo que significó una caída interanual del 31,5%.  La cifra superó el bajo volumen de febrero de 2002, cuando se realizaron 1557 transacciones.


 “Los números alcanzados recientemente son los más bajos desde 1998 ,  año en que empezó a medirse la compraventa de inmuebles en la Ciudad “, señaló Armando Pepe, titular del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), en el marco de la presentación de “Estudiante inquilino guiado”, una iniciativa que aspira a proteger a los jóvenes de estafas en alquileres, que se llevó adelante en la sede de la entidad.

En este contexto, representantes de colegios profesionales que agrupan a más de 26.000 corredores de todo el país aseguraron que  la mayoría de las operaciones que se concretan están relacionadas a la inversión de pozo. “La venta de inmuebles usados está frenada, prácticamente no se realizan operaciones.  Buena parte de quienes se inclinan por las unidades en construcción son jóvenes que buscan acceder a su primera vivienda y parejas, que abonan en cuotas y con la ayuda de su grupo familiar”, aclaró Pepe.  


POR QUÉ ATRAE

La compra de propiedades desde el inicio de las obras resulta atractiva no solo para quienes desean ser propietarios, sino también para para quienes apuestan por esta modalidad como opción de inversión. Las ventajas son varias. Entre ellas, sobresalen el acceso a precios preferenciales, entre un 20% y un 30% por debajo de los valores de entrega de las unidades, y, sobre todo, la posibilidad de adquirir inmuebles en construcción en pesos, que luego se venden en dólares, con una valorización futura. 


Pero las expectativas de los referentes de Real Estate no son alentadoras. Aunque todavía no se conocieron las cifras de febrero, se prevé que el desplome correspondiente al segundo mes del año sea mayor al de enero. “El índice de febrero va a ser aún más bajo. Hace dos años estamos en caída libre, con un mercado totalmente paralizado”, comentó Pepe, y añadió que las provincias se encuentran trabajando de forma conjunta en la sistematización de datos, para unificar las estadísticas a nivel nacional. "Es posible que en los próximos meses, si no cambian las condiciones, esto siga así”, agregó.

“El mercado está expectante de lo que sucederá con la economía y la cotización del dólar.  Si no se logra bajar la inflación, es difícil que haya un repunte, al igual que lo que ocurre en otras industrias. Quienes no tienen la necesidad de comprar tomaron una actitud de wait & see “, expresó el titular de Cucicba.  

Al respecto, el sector le acercará al Gobierno un pedido de estabilización de la macroeconomía que ayude a revitalizar el mercado, que incluirá variables como una mayor certidumbre, la baja de la inflación y una menor volatilidad cambiaria. Además,  le solicitará el regreso de créditos hipotecarios.    

Fuente: Cronista

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS