miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº290

Sector Inmobiliario | 13 mar 2020

En CABA

¿Un impuesto a la vivienda ociosa?

La legislatura porteña debatirá un proyecto de un diputado opositor frente al déficit habitacional


El legislador porteño Javier Andrade y vicepresidente del Bloque Frente de Todos, presentó un proyecto de ley para implementar un régimen de tributación para viviendas ociosas. La norma, explicó, tiene como objetivo "abonar a la protección de un derecho fundamental, humano, básico y esencial reconocido constitucionalmente como es el acceso a la vivienda digna".

La trascendencia de la medida que se propicia, "está dada para garantizar, frente a las eventuales vicisitudes, principalmente económicas, la preservación de la vivienda como bien indispensable para el desarrollo familiar y contribuir a la financiación del IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad) para la construcción exclusiva de viviendas sociales". El proyecto de ley busca promover el arrendamiento de inmuebles con destino familiar y permanente que no se ofrecen para la venta y para ello propone un régimen de contribución especial para esas viviendas ociosas. Considerando que las viviendas que permanezcan por más de 6 meses consecutivos deshabitadas sin mediar causa justificada.

El artículo 31 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, reconoce el derecho a una vivienda digna y a un hábitat adecuado. Según datos del Anuario Estadístico de la Ciudad de Buenos Aires, en el 2003 el 23,9% de los porteños alquilaba. El problema se fue profundizando, en 2018, el porcentaje de inquilinos trepó al 34,4% y en algunas comunas representa el 48,4%. "Los datos muestran que la problemática habitacional empeora en el Sur de la Ciudad, que pasó de ser, apenas hace 15 años, en una Ciudad donde más del 60% de los vecinos y vecinas eran propietarios/as a una donde la mayoría son inquilinos e inquilinas".

Dentro de los fundamentos, se considera que es el Estado quien debe regular el mercado inmobiliario y generar las políticas necesarias que tiendan a lograr condiciones más justas. "A diferencia de Berlín o Barcelona, en CABA no se regula el mercado inmobiliario, ni se fomenta el acceso a la vivienda". 

Fuente: Ambito

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS