miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº290

Opiniones | 16 mar 2020

Opinión

El gran desafío para el Real Estate

La evolución todavía se queda corta, asegura el desarrollador Luis Barrenechea. Internet e Inteligencia Artificial, claves para la transformación del sector inmobiliario



Luis María Barrenechea, CEO de Planneon, opina: "Hace unos años llegó el PropTech y aparecieron portales inmobiliarios que incorporaron Big Data e Inteligencia Artificial que brindaron a los brokers herramientas eficientes para ganar clientes y nuevos mercados. Esto simplificó el proceso de búsqueda y permitió obtener mejores parámetros de comparación. 


El PropTech supone ser bastante más amplio que la mera publicación de propiedades. Su ecosistema debería interactuar con el ConTech, entendido como la evolución tecnológica del proceso de construcción, como también lo hace de manera más o menos directa con el FinTech y el InsurTech; aunque aún no estén digital y eficientemente integrados. Sobre éstos podemos decir que también surgen de la unión de la tecnología con servicios financieros y la industria de los seguros, ofreciendo productos al mercado inmobiliario de manera más simple y accesible. 


"Existen numerosos avances tecnológicos vinculados al ConTech, que incorporan herramientas como Realidad Aumentada y Realidad Virtual, Internet de las Cosas, impresión 3D, además del uso de AI para la gestión del flujo de trabajo y su digitalización, entre otras. 


El desafío que el Real Estate tiene por delante es aún muy grande. Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial serán actores protagónicos y motores de la transformación del sector, que impulsaron entre otras cosas, la eficiencia energética, la economía compartida y la construcción inteligente. 


La evolución del sector de las finanzas impactará de lleno en el mercado. A su vez, el Blockchain aportará una forma segura y rentable de establecer y administrar bases de datos y mantener registros para transacciones digitales. En consecuencia, el Real Estate podrá transformar sustancialmente la transparencia y liquidez de sus operaciones con mecanismos seguros que permitan realizar transacciones completas de forma remota, pensando también en sumar a las criptomonedas como instrumentos de pago certificados digitalmente y que redundarán en mayor seguridad y transparencia en las operaciones, simplicidad de los procesos y reducción de los costos de transacción. 


Lo que todavía no refleja avances significativos es la reducción del déficit habitacional. Los avances descriptos anteriormente podrán colaborar en parte, pero hasta tanto no haya una verdadera disrupción en los modelos y procesos de construcción, logística y comercialización de viviendas que se integren a productos financieros on demand, una porción enorme del mercado continuará relegada del acceso a una vivienda. 


La escala que antes era generada solo por la obra pública, hoy puede ser multiplicada exponencialmente a través de las plataformas digitales, solo habrá que ser más creativos en integrar tecnología y diseño de diferentes productos y procesos para dar respuesta a la demanda. 


Países con altos porcentajes de burocracia, costos e impuestos asociados a las transacciones deberán hacer un esfuerzo para aceptar e incorporar nuevas herramientas tecnológicas que ampliarán y mejorarán la oferta de productos y servicios, generarán más empleo y reducirán los costos de manera que permitan integrar a una porción de su población que no encuentra soluciones y cuyos Estados no pueden atender en su totalidad.

El futuro del Real Estate es muy auspicioso, aunque todavía queda mucho por hacer y una enorme porción de la demanda reza para que los tengan en cuenta."


Fuente: Ambito 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS