lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº351

Negocios | 6 may 2020

En tiempos de cuarentena

Los argentinos y sus inversiones

El mercado inmobiliario se transformó en una opción para resguardar capital en dólares


El contexto actual económico, tanto en la Argentina como en el resto mundo, atraviesa una grave crisis. La expansión del virus COVID-19, comúnmente conocido como coronavirus, devino en una serie de consecuencias del orden sanitario y también monetario. En el país, el decreto Nº 297/2020, que entró en vigencia el 20 de marzo luego de ser firmado por el presidente Alberto Fernández, implicó el comienzo un periodo de aislamiento obligatorio para los ciudadanos. No obstante, esta medida fue ampliada en dos instancias, lo que provocó el cese de diferentes actividades.

Esto concluyó en grandes pérdidas económicas para el mercado argentino, ya que cientos de empresas no pueden ofrecer sus productos o servicios. Sin embargo, algunos sectores continúan mostrando sus propuestas de manera online. Este es el caso del el mercado inmobiliario, el cual se transformó en una opción para resguardar el capital en dólares.

VENTAJAS DE COMPRAR PROPIEDADES

En primer lugar, al tratarse de un sector que no está apalancado con deuda, el precio de las propiedades durante tiempos de crisis se mantiene, ya que generalmente los propietarios adquirieron los bienes con capital genuino, y no con crédito hipotecario. Por otra parte, como la tierra es un recurso finito, su valor tiende a subir con el pasar del tiempo, lo que resulta una inversión interesante a largo plazo. Sumado a esto, el sector inmobiliario está dolarizado, lo que protege el capital de los inversores y le otorga determinada estabilidad, respaldando así a la operación de eventuales devaluaciones. En cuarto lugar, a diferencia del mercado financiero, al ser un activo tangible, la propuesta sobre la adquisición de propiedades se convierte en la alternativa de resguardo por excelencia.

Por otra parte, históricamente, este tipo de inversiones estaban de alguna forma reservadas a grandes ahorristas con más de 100 mil dólares de capital. En la actualidad, existen empresas abocadas al servicio fintech que permiten realizar operaciones que van desde los mil dólares. Este es el caso de Crowdium, la primera fintech de crowdfunding inmobiliario, que otorga la posibilidad de invertir en distintos desarrollos en el país a cualquier persona. Estas operaciones se pueden realizar tanto en pesos como en dólares y proyectarían obtener rentabilidades superiores al 10% anual en dólares.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS