miércoles 25 de noviembre de 2020 - Edición Nº528

Contenidos Destacados | 21 ago 2020

Las Mercedes

En venta una mansión histórica

Construida hace más de un siglo, vecina de la residencia presidencial de Olivos y valuada en seis millones de dólares


Luego de estar 120 años en manos de una poderosa familia, abre sus puertas en busca de un nuevo propietario. Se trata de la casona “Las Mercedes”, que se ubica en la calle Tapiales 1930 de la localidad de Vicente López y que limita con la Quinta de Olivos. A solo tres cuadras de Avenida Libertador, la superficie del lote alcanza los 6.600 metros cuadrados y es definida como “una joya que preserva el concepto original de su época”.

“La decisión de venderla se origina principalmente en las altas cargas impositivas de una propiedad histórica como esta”, explica uno de sus dueños. Es que más allá de su imponente construcción y su estilo majestuoso, la mansión guarda rincones llenos de recuerdos para quienes vivieron allí. 

Fue el Dr. Ramón Fernández -que más tarde se desempeñaría como Ministro de Justicia e Instrucción Pública del General Julio Argentino Roca - quien ordenó su edificación en 1892. La misma se desarrolló bajo el mando del Ingeniero Manuel Ocampo, padre de la reconocida escritora Victoria Ocampo, en tanto que los parques fueron proyectados y ejecutados por el paisajista Carlos Thays .Sus actuales propietarios son los tres bisnietos de Juan Ramón Fernández y solo uno de ellos vive allí junto al responsable del mantenimiento.

“Las Mercedes”, nombre designado en honor a la esposa y una de las hijas del primer propietario, cumplió su función de residencia de veraneo familiar hasta 1977. “En su construcción se tuvieron en cuenta diversos factores como por ejemplo espacios amplios, buena iluminación y privilegiada orientación. Como se encuentra en un terreno elevado, la casa tenía vista al río”, comenta Sebastián Grangeat, agente inmobiliario de RE/MAX y responsable de la venta. Y continúa: “Originalmente, la superficie total del terreno era de ocho manzanas y llegaba hasta la costa. Pero, en función de diversos loteos que se fueron llevando a cabo durante el transcurso del tiempo, la quinta sufrió una reducción”.

Quienes visitaron la casona aseguran que este desnivel le da un encanto extra: al ubicarse en la parte inferior, la presencia de los edificios que la rodean se vuelve imperceptible, otorgando privacidad y tranquilidad. “La propiedad se destaca por el enorme jardín que la rodea. Su atractivo radica fundamentalmente en la amplia barranca sobre la cual se encuentra construida la casa y los caminos que la circundan”, sostiene Grangeat. El agente agrega: “El parque está muy cuidado: alrededor de la piscina tiene una gran diversidad de especies arbóreas como magnolias, lapachos y palmeras, y de aves silvestres”.

LA CASONA POR DENTRO

La mansión cuenta de tres niveles que integran los siete ambientes y que se conectan por escaleras o por un ascensor jaula en hierro forjado. En la planta baja, se sitúa el living, el comedor y un escritorio. “Es la parte más linda porque mantiene los pisos de madera, herrajes y luminarias originales de fin de siglo XIX”, afirman. Además, tiene una cocina, un toilette y una amplia galería techada. El responsable de la venta detalla: “Toda la estructura de la casa permanece igual y no hubo modificaciones sustanciales. Pero sí se bajaron algunos cielos rasos y en la década del 70 se modernizaron los baños y la cocina”.

El primer piso cuenta con tres dormitorios comunicados entre sí y dos baños unidos por un hall. La habitación principal posee salida a una terraza con vista al jardín. Por último, la segunda planta atesora dos dormitorios y un baño que actualmente se reservan como dependencia de servicio. Además, detrás de la estructura principal, se encuentra una casa más pequeña con galería de estilo colonial destinada a huéspedes o caseros. Su elegancia y distinción también fue descubierta por productores audiovisuales que comenzaron a alquilarla como set de grabación. En el 2001, se grabó un capítulo de “Los Simuladores” de Damián Szifrón y en 2017 se rodaron parte de “El Ángel” de Luis Ortega y “Palau” de Kevin Knoblock. “Un conocido de los propietarios se dedica a buscar locaciones para productoras de cine. Creemos que eligió ‘Las Mercedes’ por su amplitud, el señorío de los ambientes y el gran parque”, dice Grangeat. Las tres plantas se conectan con un ascensor jaula de hierro forjado.

“Recibimos algunas consultas y quien quiera pasar a conocerla lo puede hacer sin problemas sacando el permiso”, aclara el agente inmobiliario. E insiste: “Es una joya y estoy convencido de que se puede vender. Es un mercado muy chico y pocas personas pueden acceder a algo así. En estos momentos hay una fuerte incertidumbre a la hora de hacer una inversión de ese nivel, pero podría utilizarse tranquilamente como sede de un club, expansión de una universidad o un museo”.

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS